Cuáles son las salsas más sanas y con menos calorías

Por ahí dicen que todo buen platillo necesita alguna base, salsa o fondo que le agregue textura, color, sabor y finura a las recetas.

¿Un buen trozo de bistec, una hamburguesa, un plato de pasta, algún pasaboca, patatas fritas? ¡Todo con salsa! Sea cuál sea la comida que se prepare el agregarle una salsa  logra elevar el plato a otro nivel.

Sin embargo, la mayoría de las salsas tienen una peculiaridad no muy ventajosa, y es que suelen estar cargadas de calorías y pueden representar  una fuente de grasas no saludables para nuestro cuerpo.

De aquí, que muchas personas optan por eliminarlas por completo de su plan nutricional; pero no hay que ser tan estrictos. ¡No todas las salsas son poco saludables!

Existen muchos  aderezos o salsas que pueden ser una fuente de nutrientes, vitaminas y minerales para nuestra dieta. Sólo hay que saber escogerlos y prepararlos.

¿Cuáles son las salsas más sanas y con menos calorías? ¡Aquí algunos consejos útiles!

Las bases de las salsas

Se entiende por salsa  como cualquier mezcla líquida, o más o menos espesa, que sirve para acompañar algún alimento o receta. Generalmente, se elaboran a base de mantequilla, aceite o mayonesa, por lo que representan una gran fuente de calorías.

Hay todo un universo de ingredientes disponibles que pueden ser mezclados para crear alguna salsa, dulce o picante, fría o caliente, básica o más elaborada. ¡Son muchas las posibilidades!

Pero antes de comenzar a nombrar las principales, debes saber que existen tres tipos básicos de salsas: la mayonesa, la salsa de tomate y la salsa bechamel.

A partir de estas se originan muchas más; existen salsas típicas de cada tipo de cocina, como los picantes aderezos mexicanos, las salsas a base de pescado de Japón, la salsa barbacoa tan común en Norteamérica o la famosa ‘guasacaca’ venezolana.

¡Hay alguna para todos!

Resultado de imagen para salsas

Las salsas con más calorías

Aceite

Existen varios tipos de aceite, pero sin duda alguna el más saludable y con mayores beneficios para el organismo es el aceite de oliva. Este apreciado ingrediente es la base para numerosas vinagretas, dips, cremas o salsas que acompañan platillos fríos o calientes, ensaladas, pastas y entremeses.

Una cucharada de aceite de oliva tiene alrededor de unas 132 calorías, pero este ingrediente no debe faltar en tu cocina. No engorda ni aporta grasas malas para el cuerpo, por ello es el  principal protagonista de la cocina mediterránea.

 

Mayonesa

La mayonesa es una de las bases de salsas más utilizadas debido a su facilidad de compra, pues hay muchas marcas disponibles en el mercado; es, además, económica y muy versátil. La mayonesa no es más que una emulsión de huevos y aceite, por lo que contiene altos niveles de grasa.

Una sola cucharada ‘sopera’de mayonesa puede llegar a contener hasta 170 calorías; para evitar esto, mejor opta por prepararla tu mismo.

Salsa de tomate

La salsa de tomate es un básico de la cocina, sobre todo de la gastronomía italiana que la mayoría de las personas aman. Una pizza, un buen plato de pasta, pasticho, un delicioso sofrito, en fín. La salsa de tomate está ligada a nuestra cocina y es una de las salsas que más calorías pueden aportar al cuerpo.

En el súper hay muchas marcas de salsa de tomate, por lo que la cantidad de calorías aumentará según el tipo y fabricante. Mejor, opta por prepararla tu mismo. Un plato de pasta con salsa de tomate puede tener hasta unas 300 kcal.

Salsa Bechamel

La bechamel es otro básico de muchas recetas; sean vegetales, un delicioso pasticho o hasta un pollo a la plancha, ésta salsa es la adecuada; una ración de sólo 100 gramos de bechamel puede contener más de 150 kcal. ¿Por qué? Recuerda que ella se prepara con mantequilla y leche.

Opta por utilizar leche semi-descremada y mantequilla baja en grasa en lugar de margarina.

Salsa cuatro-quesos

La cuatro-quesos es una de las salsas más deliciosas que hay, pero también una de las más ricas en grasas y calorías, debido a la cantidad de quesos que se necesita para su preparación y gracias a que también se utiliza nata o leche entera para diluir los quesos.

Una porción de 100 gramos de esta famosa salsa contiene más de 300 kcal. Esta cifra aumenta según los tipos de quesos que uses y  si están frescos o no.

 

Salsa Holandesa

La salsa holandesa se prepara con mantequilla y yema de huevo; bueno, mucho más mantequilla que huevo, por lo que es una de las salsas con mayor cantidad de calorías; una cucharada de ella puede contener entre 50 y 60 kcal, y unos 7gr de grasa. ¡Cómela con precaución!

Vinagreta

La vinagreta básica consta de aceite y vinagre; como ya dijimos, si se utiliza aceite de oliva, no hay mayores problemas debido a los beneficios de éste para el cuerpo, pero el problema de esta salsa  aparece cuando se utiliza otro tipo de aceite, por lo que una simple ración de 100 gr podría tener hasta unas 450 kcal.

Salsa Alioli

Esta salsa está presente en muchos platillos de la cocina española, sobre todo; 100 gr de salsa de alioli  hecho con mayonesa no casera puede contener unas 700 kcal. ¡Muchas! Por lo que es mejor que la prepares de forma tradicional: mezclando aceite y ajo hasta conseguir una buena consistencia, de mayonesa, pero sin esta.

Las salsas de barbacoas

Antes de hablar de las salsas con menos calorías, detengámonos un momento en las salsas de barbacoa, pues son indispensables para disfrutar de unas buenas costillas a la parrilla, pollo asado o algunos otros tipos de carne.

Este tipo de salsa es de las más versátiles; tiene un sabor dulce, amargo, ahumado, picante, etc. Una salsa barbacoa básica lleva azúcar, lo que la hace aumentar su contenido calórico, pero si la preparas en tu casa puedes sustituir el azúcar por edulcorante. Puedes ver las mejores salsas de barbacoa en lagastrored.es.

Se considera una salsa más o menos baja en calorías porque no lleva aceite. En 100 gr puede haber menos de 170 kcal.

 

Resultado de imagen para salsas

Las salsas con menos calorías

Ketchup

Aunque parezca mentira, la salsa ketchup contiene menos calorías que la mayonesa o una salsa de tomate, ya que no necesita aceite para su elaboración. Un contra de esta es que contiene mucho sodio y azúcar.

100 gr de ketchup sólo contiene unas 120 kcal.

Mostaza

El contenido en calorías de la mostaza, en todos sus tipos, es muy bajo; una cucharada sopera de ella puede contener sólo unas 20 kcal.

Guasacaca y guacamole

La guasacaca y el guacamole son salsas o aderezos muy parecidos; ambas se elaboran con aguacate, el cual aporta grasas buenas al organismo; esta salsa no necesita mayonesa, pues el aguacate lo reemplaza, y tampoco necesita aceite, así que ambas son muy bajas en calorías.

100 gr de guacamole casero suele tener sólo 97 kcal.

Otra salsa común, baja en calorías, es la soya; una cucharada (unos 30 gr) tiene  15 kcal; la salsa de yogur desnatado es otra de las opciones bajas en calorías que puedes encontrar. Una porción de 100 gr contiene sólo 45 kcal.

 

 

 

 

 

 

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments