Qué comer si tengo el hígado inflamado

Hoy en día resulta más común de lo que parece, ver a las personas con el  hígado inflamado. Esta condición es conocida como hepatomegalia, y es cuando el hígado presenta un agrandamiento considerable, ocasionándoles un fuerte dolor en esa zona a las personas.

En la mayoría de los casos, suele producirse por algunas infecciones virales o bacterianas, como la hepatitis. También puede ser provocada por un consumo excesivo de alcohol, hígado graso, e intoxicación por medicamentos.

Ahora bien, para garantizar un mejor estado de salud es necesario mantener una alimentación adecuada. A continuación te explicaremos lo que puedes comer cuando tengas el hígado inflamado.

·        Las verduras

Forman parte de los alimentos fundamentales que deben consumirse cuando el hígado se encuentra inflamado. Gracias a sus propiedades es posible expulsar todas las bacterias y toxinas que tiene para que logre desinflamarse con facilidad.

Entre las verduras más recomendadas se encuentra el brócoli, coliflor, espinacas, remolacha, zanahorias, y cebolla. Se aconseja consumir al menos dos porciones diarias al vapor y aprovechar las propiedades naturales que tienen.

·        Las frutas

Se caracterizan por ser excelentes antioxidantes y favorecer la depuración natural del hígado. Esto es esencial para que puedan desinflamarse correctamente. Entre las más recomendadas para consumirse se encuentran la naranja, limón, pomelo, uvas, arándanos, aguacate, manzana, y uvas.

·        Las carnes blancas

Forman parte de otro de los alimentos importantes cuando el hígado se encuentra inflamado. Los expertos en el área recomiendan cocinarlas a la plancha o vapor. La idea es poder consumirlas de la forma más natural posible. Entre las más recomendadas para esta condición se encuentran el pavo, pato y pollo.

·        Los pescados blancos

Gracias a la fuente de omega 3 que tienen incluido, es posible ayudar a eliminar la inflamación del hígado. Además de que son muy nutritivos para las personas. Entre los pescados blancos más recomendados se encuentra la merluza, el lenguado, mero, rodaballo y rape.

·        Los lácteos desnatados

Para evitar dañar el hígado agrandado, se recomienda consumir lácteos pero que sean totalmente desnatados. Además de que no se debe abusar de su consumo, siempre debe hacerse en una cantidad moderada.

·       La avena y cereales integrales

Gracias a alto contenido en fibra que tienen estos alimentos, es más fácil lograr deshacerse de las toxinas acumuladas a través de las excreciones. Esto es vital para que el hígado pueda desinflamarse un poco y trabajar correctamente.

·      Aceite de pescado y de oliva

Al momento de preparar una comida, lo más recomendable es sustituir el aceite vegetal por estos tipos de aceite. De esta manera se evitará afectar el hígado. En el caso del aceite de oliva es aconsejable usar el que es extra virgen.

·        Tomar mucha agua y té

Como parte complementaria de la alimentación, es importante integrar 2 litros de agua diario y 3 tazas de té al día. El poder antioxidante y antiinflamatorio que tienen será de gran ayuda, para que el hígado pueda recobrar su tamaño original.

Una vez que comiences a consumir los alimentos antes mencionados, podrás notar lo fácil que será tu hígado totalmente desintoxicado y libre de bacterias dañinas.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments