Remedios caseros para los mareos

Los mareos son equivalentes a movimientos, otra acepción que tienen es la Cinetosis, la cual es una enfermedad propia de los seres humanos, si  padeces esta anomalía, la vives en tu organismo y es posible que no te hayas dado cuenta, ¿crees que no puedes  concentrarte en tus actividades?

Realmente quiero ayudarte a reconocer que la sufres, por esta razón,  describo los síntomas principales: nauseas, palidez en tu rostro, constante sudoración, sientes que te desmayas,  simplemente observa, si vas dentro de un vehículo u otro medio de transporte, ¿sientes vaivenes?, de inmediato debes pararte y buscar ayuda de familiares o personas cercanas, ya estos son evidencias que lo padeces.


mareo3

Las causas posibles de los mareos: fatiga, ansiedad, falta de alimentos, exceso de alcohol y cigarrillos, presión alta y baja, retención de fluidos, desequilibrio de insulina después de acostada o levantarse, sientes que la cabeza te da vueltas, por gripes,  hipoglicemia, resfriados, gripes fuertes o alergias, deshidratación por carencia de agua, falta de ejercicios y accidente cardiovascular.

Te puedo decir que no es una enfermedad grave, pero te sugiero mantengas la prevención, por estas razones, gratamente pongo a tu alcance  unos remedios para el mareo.

Remedios caseros para los mareos o naúseas

Cualquiera de estas infusiones deben ponerse a hervir unos 2 minutos con las plantas que corresponda y dejar reposar 7 minutos. Si vas a ir de viaje y te mareas en coche tomala 20 minutos antes de viajar.

  • Jenjibre

Bastaría con coger un trocito y llevarlo en la boca e ir chupando. Tiene un sabor picante y fuerte por eso no hay que tomar mucho. Es mejor ir ensalivando y tragando la saliva que comerlo directamente porque en algunos casos podría producir alguna irritación.

jenjibre para los mareos

  • Menta y azúcar.

Debes triturar 5 hojas de menta y mezclar con una cucharadita de azúcar. Lo ingieres en el preciso momento que sientes el mareo.

  • Ajenjo y agua

Hierves medio litro de agua y colocas 5 gramos de ajenjo, este  lo ingieres por cucharadas, media hora antes de cada comida. Es excelente porque desaparece el mareo y es fácil de hacerlo. Pon a hervir en una olla una taza de agua y agrega pimienta de cayena. Luego consumes este té lentamente. Este contribuye a oxigenar el cerebro, la sangre pasa más rápido por el torrente sanguíneo y prontamente elimina el mareo.

mareo5

  • Toronjil o Melisa

Hierve un litro de agua con  20 a 30  gramos hojas de toronjil que se vea verdecito, lo dejas reposar  y de forma natural lo ingieres. Este té es agradable aroma. Se toma para eliminar el mareo, desmayo y la palidez.

Es fácil encontrar planta de Melisa en cualquier parte, mucha gente la confunde con la menta por el olor pero no lo es. La menta no tiene pelos en las hojas. Esta planta medicinal tiene un efecto mayor cuando el problema del mareo o de las nauseas tiene que ver con una situación nerviosa.

Por ejemplo para alguien que no le gusta ir en coche pues es más fácil que se maree. Entonces para estos casos tomamos esta infusión.

mareo1

  • Muña –Muña (Micrometría Eugeniodes)

Hierve un litro de agua y agregas 20 gramos de Muña-Muña, dejas enfriar y de forma natural la consumes, cuatro veces al día por siete días continuos. Es muy efectivo para los mareos y  palidez.

Otros remedios que funcionan

  • Coloca en tu nariz y sienes vinagre, luego lo aspiras cada vez que sientas el mareo o desmayo. Esto baja los niveles de ansiedad y te relaja. Mantén los ojos cerrados.
  • Trata de concentrarte, fija tu vista en un cuadro con paisajes o cualquier otro objeto fijo en la pared. Luego te acuestas en calma con tus ojos cerrados. Este ejercicio es para recuperar el equilibrio.

Recomendaciones:

  • Evite el cigarrillo
  • Tus alimentos debes consumirlos bajos en sal.
  • No consumir grasas.
  • Debes sentarte e inclinarte con la cabeza entre las rodillas para que actives el torrente sanguíneo hacia tu cerebro.
  • Reduce el consumo de azúcar y carbohidratos.
  • Este es el mejor premio que le damos a nuestro organismo

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments