Remedios caseros para la diabetes

remedios-para-diabeticos

La diabetes es una condición de salud que puede ser padecida por cualquier persona a cualquier edad y está clasificada en dos grandes grupos, la tipo I, que consiste en que la funcionalidad del páncreas está limitada por alguna causa médica y no produce suficiente para regular la glucosa en la sangre, esta aparece en la infancia o la adolescencia temprana; y la diabetes tipo II, que se produce porque el páncreas produce insulina pero ésta no es suficiente o el cuerpo se ha hecho resistente a la misma, generalmente por una dieta no adecuada, el sedentarismo o la llegad de la vejez.

Se considera una enfermedad crónica, pues acompaña al paciente durante gran parte de su vida y aunque pueda controlar los niveles de glucosa en el cuerpo, nunca va a curarse por completo y deberá hacerse mediciones continuas.

Las personas que padecen diabetes tipo I, deben inyectarse insulina cada cierto período y casi siempre buscan alternativas saludables para palear su condición y evitar darse pinchazos todos los días, debido a ello, comenzó en décadas pasadas, una búsqueda interminable de remedios caseros para la diabetes, los cuales, de una forma y otra funcionan, siempre que vayan acompañados de una dieta balanceada y la realización de ejercicios o actividades físicas.

remedios-caseros-para-la-diabetes

Fibra. Es importante, aunque no sea un remedio para la diabetes como tal, pero la inclusión de alimentos con fibra en la dieta diaria beneficia al diabético, puesto que la misma ayuda a metabolizar mejor el azúcar en la sangre y por ende, a mantener controlada la glicemia.

Frutos secos. Todo diabético debe ingerir grasas vegetales y los frutos secos las proveen.

Aceite de oliva. Al ser un aceite esencial puro, el aceite de oliva, colabora con la disminución de los niveles de azúcar en la sangre, pues metaboliza las grasas.

Omega 3. Estudios científicos han demostrado que el omega 3, es un coadyuvante de gran potencia en la regulación de la glucosa en la sangre y en la metabolización de las grasas.

Alcachofas. Consumir alcachofas, sobre todo en caldo, estabiliza el azúcar en la sangre.

Chia. La chía es una planta con grandes propiedades curativas y ayuda a la disminución de los niveles de glucosa en sangre, así que lo mejor es agregarla a tus comidas calientes, a tus ensaladas y a tus licuados.

Licuados. Agrega licuados a tu dieta diaria, puedes hacer combinaciones de vegetales como zanahoria y apio; espinaca y aloe vera; chayota y piña; en fin frutas y vegetales, nunca te dejarán mal. Recuerda no agregarles azúcar.

Vigila tu dieta. De nada vale tomar todas estas precauciones para evitar una hipoglicemia, si por otra parte estamos incorporando elementos grasosos o muchos hidratos de carbono en nuestro menú diario.

Has ejercicio. Las actividades al aire libre son ideales para “quemar” algún exceso que hayas cometido. Trata de ser constante en la práctica del ejercicio y practicar tres o cuatro veces por semana alguna rutina que te haga sentir bien.

Consulta a tu médico. Estos remedios caseros, no sustituyen el tratamiento médico que has venido aplicando, pero son de gran ayuda, así que conversa con tu médico, en cuanto a la posibilidad de incorporar alguno o todos ellos a tu rutina de cuidado de salud.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments