Remedios caseros para infección de orina

La infección urinaria es una condición patológica que conlleva mucha molestia para quien la posee, principalmente genera malestar al orinar, produce ardor al tener relaciones sexuales y suele ser recurrente puesto quien la sufre generalmente presenta el mismo cuadro durante toda su vida.

Es una condición que principalmente se aprecia en las mujeres, ya que estas poseen una uretra más corta que permite la colonización rápida de los microorganismos, sin embargo también afecta a una cierta población de hombres.

Como saber si tengo infección de orina

Es muy sencillo saber si se sufre de infección urinaria, ya que con la clínica de los signos y síntomas podemos inclinarnos a diagnosticarla, pero acudiendo al médico podremos verificar su establecimiento, ya que él nos mandara exámenes de orina y sangre donde se evaluara el estado de nuestro sistema inmune, el tipo de microorganismo que la provoca y cuál será el tratamiento indicado para combatirlo.

infeccion-urinaria-3

Cuáles son los síntomas de infección urinaria

La clínica mostrada por una infección urinaria suele ser variada, además depende del grado de severidad del agente patógeno, el compromiso del sistema urinario y el tiempo que se ha mantenido la infección. Pero a grandes rasgos podemos mencionar:

  • Fiebre
  • Dolor y Ardor al orinar, conocido como disuria.
  • Dolor a nivel de la pelvis.
  • Dolor en la región lumbar.
  • Palidez
  • Aumento de la frecuencia cardiaca; taquicardia.
  • Sensación constante de ganas de orinar; tenesmo vesical.
  • Falta de energía; Astenia o Adinamia.
  • Aumento de la frecuencia de ir al baño.
  • Disminución del volumen de orina.
  • Náuseas y vómitos.

Cuáles son las causas de una infección de orina

Las causas de la infección urinaria suelen ser bacterianas, sin embargo también se ha evidenciado por hongos, virus y parásitos. Estos pueden ingresar al tracto urinario durante las relaciones sexuales, orinar en baños públicos o con poco aseo, las mujeres con instrumentos anticonceptivos intravaginales tienen mayor probabilidad de padecer de la infección, embarazo y sondas vesicales.

Los principales agentes patógenos productores de infección urinaria son;

  • Escherichia coli.
  • Proteus
  • Pseudomonas aeruginosa.
  • Klebsiella
  • Candida

Infección de orina en mujeres

Las mujeres son la población más sensible para contraer esta condición, y esto debido a que poseen una uretra muy corta de hasta 5 cm de largo, lo que permite el fácil acceso y rápida colonización del tracto urinario por parte de los agentes patógenos.

infeccion-urinaria-6

Dentro de esta población las mujeres sexualmente activas son las más propensas, es por esto que es recomendable seguir los siguientes consejos:

  • Utilizar un baño privado, y asearlo regularmente.
  • Asearse antes y después de cada relación sexual.
  • Solicitarle a su compañero sexual que se duche antes de la relación.
  • No compartir jabones íntimos, ni prendas íntimas.
  • Evitar utilizar anticonceptivos intravaginales.
  • No bañarse en ríos y piscinas.
  • En el caso de niñas; cambiar educar sobre el aseo genital.

¿Es malo tener infección de orina en el embarazo?

Todo depende del agente patógeno que produzca la infección y la respuesta del sistema inmune de la madre para combatirlo, ya que durante una infección urinaria leve es poco riesgoso algún daño con respecto al feto, sin embargo existen bacterias altamente agresivas como Nisseria gonorrhoeae que atacan peligrosamente al bebe, pudiendo provocar microcefalia, ceguera del bebe, retardo mental y en algunos casos la muerte.

Pregnant woman drinking a glass of water

Infección de orina en hombres

La infección urinaria en hombres es menos común que en mujeres, pero de igual manera genera un malestar para quien la padece, se caracteriza por un ardor intenso al orinar acompañado de fiebre intermitente. Lo recomendable para su sanación es acudir al médico.

infeccion-urinaria-5

Infección de orina en niños

Ante cualquier enfermedad los niños son los más delicados, y esto porque su sistema inmune aun se encuentra en desarrollo y son más débiles ante cualquier microorganismo. La infección urinaria en ellos suele estar caracterizada por:

  • fiebre
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor al orinar.
  • Dolor a nivel pélvico.
  • Nauseas y Vomito.
  • palidez

infeccion-urinaria-2

Para evitarla es recomendable el aseo diario, cambiar la ropa intima y los pañales regularmente, y prestar atención ante cualquier signo.

Infección urinaria por Escherichia coli

La Escherichia coli es una bacteria, en forma de bacilo gran negativo, siendo la causante del 70% de las infecciones urinarias, esta es normal en nuestro tracto intestinal, por lo que es normal una infección por ella cuando existe mal aseo corporal.

Su infección suele suceder cuando es desplazada desde los intestinos hasta la región genital, regularmente esto sucede durante las relaciones sexuales anales.

Los síntomas que producen son los descritos anteriormente y puede asociarse a otras bacterias como Proteus y Klebsiella.

El tenesmo vesical

El tenesmo vesical  o vejiga hiperactiva, hace referencia a la necesidad frecuente de orinar que presentan algunas personas. Puede generarse, inclusive luego de haber orinado y tener la vejiga vacía. Generalmente viene acompañado con un dolor intenso. Es catalogada como una de las infecciones urinarias, más comunes.

Cuando una persona es diagnosticada con este tipo de infección, las micciones durante el día y la noche aumentan. Sencillamente la necesidad de orinar se apodera de las personas, a cualquier hora.

Entre los principales síntomas que hacen parte de este tipo de infección, se encuentran los siguientes.

  • La necesidad urgente de orinar se hace presente. Independientemente de la hora del día, las ganas de orinar aumentan considerablemente.
  • Orinar más de 2 veces en la noche. Es otro de los síntomas que forma parte de esta infección. A las personas les resulta difícil poder dormir de forma continua, ya que las ganas de orinar son muy frecuentes.
  • Expulsión de orina. Cuando las personas sienten el deseo de orinar, es posible que la orina salga expulsada por sí sola. Esto indica que el aparato urinario, no es capaz de retenerla.
  • Muchos viajes al baño. La necesidad de ir al baño es muy fuerte. Es por ello que las personas deben realizar varios viajes hasta el baño. En la mayoría de los casos, no tienen mucha orina para expulsar.
  • Ganas de orinar con la vejiga vacía. A pesar de que las personas hayan expulsado la orina de su vejiga, se siguen presentando los deseos de orinar constantemente.

Tratamiento para el tenesmo vesical

El tratamiento para lograr controlar la incómoda vejiga hiperactiva, se divide en 3 pasos. A continuación te explicaré todo sobre ello.

  1. Terapia de comportamiento

En esta primera fase, lo que se busca es instruir al paciente sobre el comportamiento que debe tener, en relación a los síntomas que presenta su vejiga y la manera de cómo controlarlos. Para ello, es necesario que siga una dieta adecuada, para mantener el control de la vejiga.

Entre los alimentos que debe dejar de consumir se encuentran las comidas picantes, chocolates, nueces, además de bebidas como café, gaseosas, y alcohol. Es importante ir disminuyendo su consumo poco a poco, para evitar un episodio de ansiedad.

Otro elemento importante, es educar al paciente sobre la importancia que tiene el consumo de agua. Aunque se considera que el consumo de agua, aumenta las ganas de orinar, el agua es vital para el funcionamiento del organismo. En caso de dejar de tomarla, es posible que la orina se concentre en la vejiga y termine por irritarla.

Un ejercicio que se indica en esta etapa, es que el paciente intente orinar en intervalos de 30 o 60 minutos. De esta manera, se va adoptando a la mente a aumentar el tiempo de retención de orina. Esto puede llevar un par de meses, hasta lograr acoplarse por completo.

Por otro lado, los ejercicios de Kegel, son muy recomendados para tratar este problema. Deben ser realizados de 30 a 80 veces durante el día, por al menos 8 semanas. Es uno de los más exitosos.

  1. Medicamentos

La siguiente fase está conformada por los medicamentos. Para tratar la vejiga hiperactiva, se encuentran los denominados agentes anticolinérgicos. Entre los más utilizados, se encuentran los siguientes.

Gracias a ellos, es posible mantener controlado el problema de la vejiga hiperactiva.

  1. Cirugía

En el caso, de que el tratamiento de la vejiga hiperactiva, no tenga éxito, no queda otra opción que realizar una cirugía. Hay dos formas de hacerla.

  • La cirugía para aumentar la capacidad de la vejiga. En ella, se hace uso de algunos segmentos de intestino.
  • La extirpación quirúrgica de la vejiga.

Como curar infección de orina

Algunos remedios caseros que permiten aliviar los síntomas de la infección urinaria son:

  1. Infusión de Abedul; esta hierba se hierve, cuela y bebe 3 veces al día.
  2. Infusión de Llantén y vara de oro; su efecto de alivio es casi mágico, atenuando el dolor al orinar.
  3. Diluir ¼ de cucharada de bicarbonato de sodio en agua.
  4. Beber jugo de piña; con su efecto diurético, estimula la eliminación de microorganismos.
  5. Caldo de Cebolla.

Qué hacer cuando tienes infección de orina

Cuando se sospecha del padecimiento de infección urinaria, se debe intentar atenuar los síntomas molestos, principalmente la fiebre, a través de medios externos como duchas con agua fría y el dolor puede ser aliviado con analgésicos orales.

infeccion-urinaria-7

Pero lo mas acertado es acudir lo antes posible al médico ya que este a través de la clínica y hematología completa podrá reconocer la severidad de la infección urinaria, también mandara hacer urocultivo donde sabremos cual es el microorganismo causante y como combatirlo.

Recomendaciones finales

Además de realizar el tratamiento adecuado, hacer ejercicio y seguir una dieta, es importante tomar en cuenta algunas recomendaciones para minimizar los riesgos de sufrir una infección en la orina. Entre las más destacadas, se encuentran las siguientes.

  • Tomar abundante agua. Esto es vital para ayudar a que la orina se encuentre más diluida y pueda bajar de forma normal por la vejiga.
  • Orinar de forma frecuente. Es importante orinar cuando sienta las ganas. No se debe contener las ganas por mucho tiempo, ya que esto podría afectar la vejiga, y ocasionar una infección.
  • Cambiar diariamente la ropa interior. Sin duda alguna es un hábito clave en las infecciones urinarias.
  • Lavar de forma frecuente los genitales. Cada vez que tome una ducha, o lo considere, trate de lavar la zona de los genitales. La forma correcta para hacerle es de adelante hacia atrás, con abundante agua y jabón.
  • Orinar luego del coito. Las infecciones de la orina, relacionadas a las relaciones sexuales, se pueden evitar, si la persona realiza una micción luego de cada coito. Esto es vital, para lograr expulsar los gérmenes fuera de la uretra. También se puede usar un lubricante soluble en agua.
  • Evitar el uso de productos irritantes. Algunos jabones, cremas y perfumes utilizados en la zona vaginal, pueden generar una irritación.

Al seguir estas recomendaciones, es posible disminuir en un 80% las infecciones en la orina. Se puede ir adaptando una por una, hasta lograr incluir todas en tu estilo de vida.

La infección de orina puede afectar tanto a mujeres y hombres de igual manera. Sin embargo, es importante aclarar que el alto índice de infecciones de orina, se genera en las mujeres, ya que tienen la vejiga más corta.

Es posible revertir esta infección, logrando evitar la ingesta de algunos alimentos, haciendo algunos ejercicios, y tomando remedios caseros. Todo esto, permitirá disminuir y controla la infección de orina.

Finalmente es importante, en caso de que se agrave la situación, acudir al médico de confianza, para que pueda realizar un diagnóstico exacto y pueda indicar el tratamiento adecuado, y ayudar a controlar la infección de orina.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments