9 remedios caseros para el dolor de estómago

9 remedios caseros para el dolor de estómago

Casi todos hemos padecido malestar estomacal, espasmos y cólicos. El dolor de estómago es una punzada sumamente desagradable, que se produce por diversas causas, bien sea por mala digestión, por consumir alimentos en mal estado, por excesos alimenticios o porque somos intolerantes a algún componente o ingrediente de nuestra comida.

Al tratarse de una situación que se presenta con cierta frecuencia en las familias, la sabiduría popular y los remedios de las abuelas, se han popularizado de manera que, muy  pocas personas acuden al médico por esta razón, por ello está tan popularizado el ingerir infusiones, tés o mezclas caseras para aliviarlos. 

remedios-estomago2

En este artículo, no pretendemos convertirnos en tu doctor ni algo parecido, tampoco somos botánicos o especialistas en homeopatía, además no te recetamos medicamento alguno, sólo te informamos acerca de la gran cantidad de soluciones naturales para aliviar tu dolor de estómago con remedios caseros, accesibles y efectivos.

Remedios caseros para el dolor de estomago

Manzanilla. El té de manzanilla, es un ingrediente utilizado en la medicina, desde tiempos ancestrales, debido a sus propiedades que ayudan a expulsar la acumulación de gases  y mejorar el tránsito intestinal, lo que lo convierte en un remedio natural, práctico,  fácil de conseguir y excelente coadyuvante, para aliviar  el malestar estomacal.

Sólo tienes que preparar una taza bien cargada de manzanilla y tomarla poco a poco. El efecto es casi inmediato, puesto que tanto la flor como las hojas de manzanilla, son depurativos naturales. 

Bicarbonato con limón. Este sencillo remedio casero se prepara colocando una pequeña cantidad (media  cucharadita de servir azúcar) de bicarbonato de sodio en medio vaso de agua, al cual le exprimirás un limón. Déjalo que las burbujas se aplaquen y bébelo de un solo sorbo. Su sabor no es tan desagradable como te imaginas y seguro te aliviará.

Bebida carbonatada con limón. Al colocarle el zumo de limón a una bebida carbonatada, esta actuará de inmediato, ayudando a expulsar los gases acumulados en tu intestino, lo cual redundará en el alivio del dolor. 

Este remedio no es recomendable para diabéticos o para quienes están siguiendo un régimen para adelgazar, pues este tipo de bebidas carbonatadas, suelen estar cargadas de azúcar.

Canela. Prepara una infusión con una taza de agua hirviendo, a la cual le agregarás una cucharadita de canela en polvo o una rama pequeña de canela, déjala enfriar a temperatura ambiente y bébela sin endulzar. La canela trabaja en el estímulo positivo del sistema digestivo, de manera segura y natural.

Semillas de hinojo. El hinojo posee ciertas propiedades y enzimas que protegen el sistema digestivo y de esta, debe aprovecharse tanto las hojas como las semillas.

En este sentido,  puedes prepararlas una infusión con las hojas, colocándolas en agua y cuando llegue a punto de ebullición, agregas una cucharada de semillas, apagas el fuego y dejas reposar, cuelas y bebes varias veces al día.

Jengibre.  El jengibre tiene ciertas propiedades  antiinflamatorias que actúan directamente sobre el sistema digestivo, por lo tanto ayuda a eliminar gases acumulados y a desechar toxinas, que son generalmente los elementos que ocasionan el dolor.

Esta raíz es uno de los remedios naturales más utilizados para solucionar desórdenes estomacales, molestias, espasmos y dolores en la zona abdominal. Puede consumirse en infusiones, masticado, tipo jarabe o en polvo (estos dos últimos, los puedes conseguir en las tiendas naturistas), incluso existen cápsulas de jengibre, muy populares también, entre quienes desean eliminar el exceso de grasa en la zona del bajo vientre.

Menta. Masticar hojas de menta fresca, te ayuda a mantener el aliento fresco, permanecer alerta y aliviar problemas relacionados con malestares ocasionados por la mala digestión. En este sentido, también se recomienda beber una infusión de hojas de menta seca, aún caliente, unas tres veces al día, para curar los dolores de estómago, los gases estomacales y el malestar relacionado con el mal funcionamiento del tracto intestinal.

Tomillo. Para aliviar los calambres del estómago y los gases, puedes preparar un té de tomillo, colocando unas dos cucharaditas de tomillo seco en una taza de agua caliente, cubres la taza con una malla y al cabo de diez minutos,  ya reposada la infusión, consúmela sin haber comino alimentos sólidos. Con esta receta, verás resultados efectivos en muy poco tiempo.

Manzana. El alto contenido de fibra que tiene la manzana, la hace ideal para prevenir problemas digestivos y para eliminar los dolores de estómago. Una vez que integres mayor cantidad de alimentos con fibra a tu dieta habitual, se recomienda la ingesta de mucho líquido (agua, zumos, batidos, bebidas energéticas), a fin de coadyuvar a la fibra en su labor de limpieza del tracto digestivo. 

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments