Ejercicios para estirar el tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles está encargado de unir la parte posterior del hueso del talón con la pantorrilla. Su movimiento permite apuntar hacia una posición en específico y mover el pie para correr y caminar. Cuando hay una contracción en el tendón se produce un dolor intenso, y la persona presenta dificultad para caminar.

En la mayoría de los casos suele contraerse cuando el pie está en puntillas, ya sea por el calzado utilizado o por un movimiento brusco. Es por ello que para evitar esa molestia, es necesario realizar algunos ejercicios de estiramiento.

Antes de realizar cualquier actividad física, es importante cumplir con una rutina de estiramientos para evitar que los músculos puedan salir lesionados. Algo similar ocurre con el tendón de Aquiles. A continuación te mencionaremos los principales ejercicios para estirarlos.

1.     Estiramiento sentado básico

Para hacer este tipo de estiramiento la persona debe estar sentada en una silla con la pierna totalmente extendida, y el talón directamente en el piso. El pie debe estar en un ángulo aproximado a 90 grados.

Lo siguiente que se debe hacer es levantar el dedo gordo hacia arriba hasta sentir el tirón. Se debe mantener esta posición por 20 segundos. Realizarlo 5 veces al día.

2.     Estiramiento a pie de pared

Para hacerlo, es necesario estar parado frente a una pared. La distancia puede ser de un brazo. Lo siguiente que debe hacerse es plantar la pierna con el tendón adolorido detrás de la otra pierna. Es momento de hacer una leve presión con el talón de la pierna afectada y mantener la rodilla derecha.

Por otro lado, también debes doblar el codo y rodilla delantera. La idea es hacerlo hasta sentir el tirón en la pierna que se encuentra detrás. Permanecer en esta posición durante 30 a 60 segundos.

3.     Estiramiento de escalera

La mitad del pie debe estar sobre un escalón de la escalera. Los talones deben estar colgando sobre el borde de la misma. En caso de no tener escalera en casa, puedes usar alguna tabla, libro y cualquier otro objeto que te permita tener una superficie alta.

El siguiente paso es aferrarse a la barandilla de las escaleras, para evitar cualquier tipo de deslizamiento.

Finalmente sumergir el tendón de Aquiles, justo debajo del borde de la escalera y descender suavemente hasta lograr sentir el tirón en la parte de la pantorrilla. Es necesario permanecer en esta posición durante 20 segundos al día, y repetirlo varias veces.

Es importante mencionar que los dos primeros ejercicios se utilizan para ayudar a fortalecer el tendón, y lograr que sea un poco más flexible. Mientras que el tercero, es catalogado como un nivel más avanzado, y está a estirar por completo el tendón.

Como puedes ver son ejercicios fáciles de cumplir por cualquier persona sin mucha ayuda. El objetivo es encontrar el momento ideal para realizarlos y realizarlos con suavidad. Recuerda que es un músculo sensible, y por lo tanto no debe ser forzado con movimientos tan bruscos.

No esperes más y comienza a colocar en práctica estos ejercicios, y logra estirar el tendón de Aquiles.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments