Para qué sirve la cura tibetana del ajo

Es  una cura a base de ajo amacerado con alcohol, es muy barata y sencilla que cualquiera puede prepararla en casa y beneficiarse de las múltiples propiedades del ajo. La cura tibetana del ajo es creada desde hace muchísimo tiempo, por los monjes tibetanos, con múltiples propiedades medicinales y perder peso de forma saludable.

Básicamente se trata de una terapia desintoxicante y depurativa, para el organismo a través de las propiedades del ajo macerado. Es muy sencilla, efectiva y económica de preparar. Es usada para tratar diferentes dolencias, y mantener un peso estable.

A continuación te explicaremos un poco más sobre esta increíble cura, y todas las formas en la que puede beneficiarte.

Origen de la cura tibetana

Su nombre de tibetana, se debe a que fue descubierta por los monjes budistas del Tibet en el año 1971. Se dice que fue gracias a un equipo de la Unesco en un monasterio. Aunque no se ha podido verificar con certeza esta información, es la historia más aceptada por todos.

cura-3

Sin embargo, lo que si se tiene claro es el increíble poder que tiene el ajo, y su uso en las diferentes culturas que existen, en donde era mezclado con alcohol para la preparación de licores de hierbas, vinos medicinales y tinturas.

Beneficios de la cura tibetana del ajo

El ajo según los estudios médicos tiene múltiples efectos; Principalmente mejora el sistema inmune, fortaleciendo así la resistencia frente a enfermedades infecciosas, y es de gran importancia para la hipertensión y los problemas de circulación.  Según el manuscrito de los monjes tibetanos, sus beneficios son los siguientes:

  • Limpia el organismo de las grasas, reduce el colesterol malo y aumenta el colesterol bueno.
  • Libera al organismo de los cálculos depositados, en los riñones y vesícula.
  • Combate la formación de coágulos, trombos y ateroesclerosis.
  • En diabéticos, reduce los problemas de la circulación.
  • Cura la sinusitis, y las enfermedades broncopulmonares.
  • Cura el reumatismo, la artritis y la artrosis,
  • Previene la gastritis, las ulceras de gastroduodenales.
  • Previene las hemorroides.
  • Absorbe tumores malignos y benignos, así como también internos y externos.
  • También previene los problemas de los ojos.

Cura tibetana del ajo para niños

Es una lástima, que por sus maravillosas propiedades, esta cura tibetana del ajo con alcohol, no se pueda administrar en niños pequeños por la gran cantidad y grados de alcohol, y también por ser muy irritante en el aparato gastrointestinal.

cura-1

Cura tibetana del ajo para adelgazar

La cura tibetana con ajo con alcohol, ayuda a destruir los grasas del organismo, en un principio  fue creada, no para bajar de peso, solo para combatir enfermedades.

Luego se observó que personas que sufrían de sobrepeso, al ponerla en marcha lograban perder peso. ¿Cuantos kilos se bajan? Siempre dependerá de los hábitos alimenticios que tiene la persona, se han escuchados testimonios que han bajado de 8 a 10 kg, e incluso otras personas han perdido más peso.

La cura tibetana es muy efectiva para adelgazar, por los siguientes motivos.

  • Trabaja como un quemagrasas. Esto se debe a que tiene una acción lipolítica, la cual es capaz de eliminar todos los cuerpos grasos que se almacenan en el organismo.
  • Trabaja como hipocolesterolemiante. Esto quiere decir que mantiene los niveles del colesterol malo, y aumenta el colesterol bueno. Esto es esencial para bajar de peso.
  • Trabaja como hipotrigliceridemiante. Esto hace referencia a la disminución de triglicéridos en la sangre, lo cual es fundamental para mantener un peso estable.
  • Trabaja como antitrombótica. Disminuye la aparición de trombos en la sangre, ocasionados por el exceso de grasa. Cuando la sangre tiene un correcto funcionamiento, es más fácil que la persona pueda sentirse saludable, y con un peso adecuado.
  • Trabaja como antihipertensivo. La tensión arterial disminuye gracias a la cura tibetana.
  • Trabaja como desintoxicante. Esto quiere decir, que tiene una gran influencia en el metabolismo hepático, logrando desintoxicar todos los elementos grasos acumulados.
  • Trabaja como diurético. Al eliminar el exceso de líquido en el cuerpo, la función renal mejora por completo.

Todo esto quiere decir, que además de poder bajar esos kilitos de más, que están sobrando es posible mejorar el estado de salud, y hacer que te sientas bien, tanto por dentro como por fuera.

Cura tibetana del ajo para el cáncer

No se han comprobado científicamente la posibilidad del ajo de absorber todo tipos de tumores, pero algunas personas han dado testimonio que les ha sido eficaz en su tratamiento para combatir el Cáncer.

Como preparar cura tibetana del ajo

Ingredientes:

350 gr.

¼ l de agua ardiente, tequila o alcohol de 70 grados.

cura-2

Debes triturar o moler bien los ajos y mezclarlos con el alcohol, cuando este todo bien mezclado debes guardarlo en un recipiente de cristal, cerrar el recipiente y se colocar dentro de la nevera por al menos 10 días.

Luego de los 10 días, se debe filtrar con un colador de tela fina, y volverlo a colocar en un recipiente en la nevera por 2 días más. Luego ya está listo para consumir.  Como la cura tibetana del ajo contiene alcohol, es normal que adquiera un color marrón-verdoso es debido a ciertas propiedades que contiene el ajo. 

¿Cómo se toma? 

Se tomara en gotas, con un poco de agua, jugo o leche antes de las tres comidas principales, de la siguiente manera.

  • El primer día: 1 gota en el desayuno, 2 gotas en el almuerzo y 3 gotas en la cena.
  • En el segundo día: 4 gotas en el desayuno, 5 gotas en el almuerzo y 6 gotas en la cena.
  • En el tercer día: 7 gotas en el desayuno, 8 gotas en el almuerzo y 9 gotas en la cena.
  • En el cuarto día: 10 gotas en el desayuno, 11 gotas en el almuerzo y 12 gotas en la cena.
  • En el quinto día: 13 gotas en el desayuno, 14 gotas en el almuerzo y 15 gotas en la cena.
  • En el sexto día: 16 gotas en el desayuno, 17gotas en el almuerzo y 18 gotas en la cena.
  • En el séptimo día: 17 gotas en el desayuno, 16 gotas en el almuerzo y 15 gotas en la cena.
  • En el octavo día: 14 gotas en el desayuno, 13 gotas en el almuerzo y 12 gotas en la cena.
  • En el noveno día: 11 gotas en el desayuno, 10 gotas en el almuerzo y 9 gotas en la cena.
  • En el décimo día: 8 gotas en el desayuno, 7 gotas en el almuerzo y 6 gotas en la cena.
  • En el décimo primer día: 5 gotas en el desayuno, 4 gotas en el almuerzo y 3 gotas en la cena.
  • En décimo segundo día: 2 gotas en el desayuno, 1 gotas en el almuerzo y 25 gotas en la cena. A partir de este día tomaremos 3 gotas, 25 veces al dio hasta terminar el frasco.

Contraindicaciones de la cura tibetana del ajo

Según el manuscrito de los monjes tibetanos, no puede repetirse el tratamiento hasta los 5 años. Además de que los primeros días se pueden producirse manifestaciones como erupciones cutáneas, mareos o dolor de estómago, debido a la acción intoxicarte del ajo en nuestro organismo.

Por otro lado, hay ciertas contraindicaciones que hay que tomar en cuenta, antes de hacer la cura tibetana. Entre las más destacadas, se encuentran las siguientes.

  • Si se va a realizar una intervención quirúrgica se recomienda no administrarse por la acción anticoagulante que tiene el ajo. A las personas con un estómago débil o fácilmente irritable deberán observar que tal les sienta el remedio.
  • No deberán tomarlo las personas con ulceras intestinales. Todas las personas que tomen algún medicamento para no tener la sangre espesa (anticoagulante) deberán consultar al especialista.
  • Las mujeres embarazadas, o en periodo de lactancia no pueden tomar la cura tibetana, ya que podría ocasionarle algún daño al niño en su desarrollo y crecimiento.
  • Si una persona está padeciendo hepatitis, tampoco es recomendable que haga la cura tibetana. Esto se debe a que como contiene alcohol, puede terminar afectando el hígado.
  • Está totalmente contraindicada para los niños. Bajo ninguna circunstancia pueden tomarla.
  • Se incluyen a esas personas que padecen de gastritis, o presentan acidez estomacal de forma frecuente; ya que el alcohol que contiene la cura tibetana, puede terminar afectando la mucosa del estómago.
  • Está totalmente contraindicada para aquellas personas que tienen insuficiencia hepática, cirrosis, y cáncer de hígado.
  • Las personas que sufren de insuficiencia renal, tampoco pueden tomar esta cura, ya que los riñones no se encuentran en la capacidad de liberar las toxinas del cuerpo. Esto quiere decir, que si se le ingresa el alcohol de la cura tibetana, no habrá forma de que pueda expulsarlo, o eliminarlo del organismo de forma eficiente.
  • Las personas que toman medicamentos para la hipertensión, tampoco pueden usarlo. El ajo es perfecto para bajar los niveles de tensión, y si la persona ya se encuentra en un tratamiento para lograr controlarlo, es muy perjudicial tomar ambas cosas, ya que podría generarse una baja de tensión brusca.
  • Los alérgicos tampoco pueden tomar la cura tibetana. Cuando una persona está en tratamiento de antibiótico, no tiene el permiso de ingerir alcohol, y la cura tibetana tiene como uno de sus ingredientes el alcohol.
  • Aquellas personas que están tomando antidepresivos y sedantes, tampoco pueden tomarla.

De igual forma, se recomienda asistir a su médico de confianza antes de comenzar a tomar la cura tibetana, para garantizar que se encuentra en perfecto estado y no existe ningún problema en poder utilizarla.

¿Funciona?

Aun cuando no se ha podido demostrar científicamente que la cura tibetana del ajo es eficaz, la mayoría de los testimonios apuntan que si funciona y logra una gran mejoría en las diversas enfermedades para las que es aplicada, e incluso aun sin tomarse para una enfermedad en especifico.

Testimonios, Experiencias, opiniones y comentarios

Muchas gente da testimonio de esta receta, personas ancianas aseguran no sentir malestar, ni vejez, aseguran sentirse fuerte y con energía, de estar gozando de una buena de salud, tanto física como mental. Y sin embargo, se ha demostrado en ser efectivo entre la prevención y tratamiento de las diferentes enfermedades.

Dudas sobre la cura tibetana

Cuando una persona adopta la cura tibetana en su estilo de vida, es posible que le surjan ciertas dudas como las que mencionaré a continuación. La idea es poder aclarar todo, para que tengas la seguridad de tomarla sin ningún problema.

Si  al prepararla tiene un color raro ¿significa que está mala?

El color resultante de la cura tibetana, es un verde un poco opaco. En caso de que sea así, no tienes nada de qué preocuparte, es algo totalmente normal, ya que es su color natural.

¿Cómo tomar las gotas?

La idea es poder tomarlas directamente desde un gotero. Si notas que el sabor es muy fuerte, y no puedes tolerarlo, tienes la opción de mezclarlo con un poco de zumo de naranja, o agua y tomártelo. El objetivo es poder ingerirlo, para aprovechar sus beneficios.

Si consumo ajo todos los días ¿Cuál es la diferencia de la cura tibetana?

La diferencia es el alcohol que viene integrado en esta cura tibetana. Aunque el ajo es muy efectivo al consumirlo solo, con esta cura podrás obtener mejores beneficios.

Si se me olvida tomarlo un día ¿Qué puedo hacer?

No pasa absolutamente nada, puedes tomarlo al día siguiente y seguir aprovechando los beneficios de la cura tibetana.

Luego de tomarla ¿Cuánto tiempo se debe esperar para comer?

Solo necesitas dejar pasar 5 minutos para comer. En la mayoría de los casos, las personas suelen tomarlo, y mientras van colocando la mesa y todo lo necesario para comer, ocupan esos cortos cinco minutos.

¿Es cierto que no se puede repetir antes de 5 años?

Es solo una recomendación, puedes intentar hacerlo antes, pero no conseguirás obtener todos los beneficios de esta magnífica cura.

¿La cura tibetana podría ser catalogada como una dieta?

No puede ser catalogada como una dieta, simplemente es un tratamiento o remedio que permite depurar el organismo de las personas para ayudar a eliminar las enfermedades. La pérdida de peso es uno de sus beneficios extras, pero no es su objetivo principal.

¿Qué tipo de alcohol se puede utilizar?

Realmente puedes hacer uso de cualquier alcohol. En este caso, lo que se debe verificar es la graduación que tiene. Si usas vino, lograrás conseguir un vino medicinal, que también puede ser usado para cocinar. Pero para obtener todo el potencial del ajo en la parte medicinal, se recomienda hacer uso de bebidas alcohólicas fuertes, como  el vodka o tequila.

¿Se puede tomar durante el embarazo?

No se aconseja para nada tomar esta cura durante el embarazo. Tampoco si la madre se encuentra lactando, ya que podría cambiar el sabor de la leche. Lo ideal, es esperar a que nazca el bebé, y pase todo su período de lactancia, lejos de la cura tibetana.

Si me estoy medicando ¿Puedo hacer la cura tibetana?

En este caso, debes acudir a tu médico de confianza y consultar si los tratamientos que te encuentras usando, no se verán afectados por la cura tibetana. Por ejemplo, si estás tomando anticoagulantes, no deberías hacerlo, ya que es posible que sobrecarguen tu organismo con mucho ajo. Para evitar todo esto, lo mejor es ir al médico y asegurar de que sí se puede.

Si no he machacado los ajos, solo han sido cortados  ¿Funcionará la cura?

No hay nada de qué preocuparse, si funcionará la cura tibetana. La idea de que puedan ser machacados, es para que el alcohol pueda extraer todas las sustancias que tiene el ajo. En el caso de que hayan sido cortados, posiblemente se necesitará de un par de días más para que el alcohol pueda extraer las propiedades medicinales del ajo.

Si estoy a punto de operarme ¿Puedo tomar la cura?

La respuesta es un rotundo NO. El ajo es un gran anticoagulante, y durante la operación no sería nada agradable que te desangres más de la cuenta.

Si presento dolor de estómago al tomar la cura ¿Qué puedo hacer?

En caso de que eso ocurra de forma seguida, puedes intentar dejarlo por algunos días y consultar a tu médico de confianza. Hay personas que tienen el organismo un poco débil, y al consumir tanto ajo es probable que desarrollen gastritis.

No hay duda de que la cura tibetana genera grandes beneficios a todas esas personas que deciden incluirlas en su vida. Sin embargo, hay que tomar en cuenta las contraindicaciones antes mencionadas, para evitar pasar por algún efecto secundario o mal momento.

Finalmente, no está demás asistir al médico de confianza para asegurarnos de que nuestro organismo se encuentra preparado para recibir la milagrosa cura tibetana.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments