Como Quitar La Costra Lactea

Como Quitar La Costra Lactea

Como Quitar La Costra Lactea

La costra láctea hace referencia a la dermatitis seborreica que afecta al lactante durante sus primeros meses de vida.  Se presenta como una piel escamosa y seca, de color amarillo o marrón, generalmente en el cuero cabelludo de los lactantes. Los médicos afirman que es algo común, y es totalmente inofensiva.

En la mayoría de los casos suele afectarlos durante los primeros 3 meses de vida, aunque hay algunos bebés en donde se prolonga un poco más. Sin embargo, con el tratamiento adecuado puede ser eliminada en cuestiones de semanas o meses.

Es importante mencionar que la aparición de la costra láctea no indica que el niño tenga mala higiene, por lo que resulta fácil tratarla. De igual forma, se recomienda hacer una visita al pediatra, para que pueda diagnosticar el tipo de costra láctea que presenta el bebé, y poder tratarla.

El origen de su nombre

El nombre de costra láctea no guarda relación con  la leche materna. Se ha denominado de esa manera, ya que afecta a los lactantes durante sus primeros meses de vida. Es decir, que no tiene nada que ver con la alimentación del bebé.

De esta manera se descartan todas esas ideas, en donde algunas personas afirmaban que las madres debían dejar de amamantar para que la costra láctea deje de afectarlos. Al ser la principal fuente de alimentación del pequeño,  no debe ser eliminada.

¿Es una enfermedad?

Suele ser una pregunta muy común entre los padres primerizos. Sin embargo, es necesario aclarar que no es una enfermedad, por lo que no deben temerle, ya que no produce daños permanentes en el cuero cabelludo del bebé.

Simplemente se trata de unas escamas amarillentas o marrones, agrupadas en la parte del cuero cabelludo. Algunas veces, se extiende hacia otros lugares del cuerpo. De esta manera, es considerada un problema estético transitorio, el cual puede desaparecer de forma espontánea, o con ayuda de tratamientos.

Por otro lado, los investigadores aseguran que es un proceso fisiológico normal. En donde el tejido puede ser regenerado, para que el cabello del bebé pueda crecer sano. Esto indica que todos los niños pasarán por eso; sin embargo dependiendo de su organismo, puede durar más o menos tiempo.

Es importante aclarar que no es contagiosa ni le causa dolor al infante. Aunque resulte incómoda de ver para los padres, no es algo que afecte la salud del bebé en ningún momento.

¿A quiénes afecta?

La costra láctea afecta a un 60% de  los recién nacidos, y a los lactantes durante sus primeros meses de vida, incluyendo ambos géneros. Hay algunos casos en donde se presenta cuando el niño ya está un poco mayorcito. Esto indica que no fue bien tratada o eliminada en su momento y es por ello que vuelve a reproducirse.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas de la dermatitis seborreica son fáciles de identificar, ya que pueden ser apreciados por todos a simple vista. Generalmente afecta la parte del cuero cabelludo del bebé, pero puede extenderse a otras partes.

Entre los principales síntomas también se encuentran: piel enrojecida, pérdida de cabello, piel grasosa o con textura, aparición de costras gruesas. Todo esto le ayuda a los padres a identificar la dermatitis seborreica, sin necesidad de un estudio médico.

Dependiendo del organismo de cada pequeño, los síntomas pueden presentarse en mayor o menor proporción. En este caso, todo dependerá de los niveles de grasas que tienen en la piel.

Es importante aclarar que ninguno de los síntomas atenta contra la salud de los pequeños, es decir que ellos no sienten incomodidad alguna al presentar la costra láctea. Simplemente, es una condición que resulta difícil de ver, estéticamente hablando.

Etapas de la costra láctea

Una vez que la dermatitis seborreica se adueña de la cabellera del bebé, pasa por ciertas etapas, que evolucionan dependiendo del organismo y genética del bebé. En algunos casos, suelen pasar de una forma rápida, y en otros el proceso es un poco más lento.

Tener el conocimiento de estas etapas resulta vital, para aprender la forma correcta de atacarla, y evitar que se siga propagando. Las etapas por la que pasa la costra láctea son las siguientes.

  1. La primera etapa, es la aparición de erupciones cutáneas y las costras de color rojo en el cuero cabelludo del bebé. En la mayoría de los casos, suele hacer presencia en la segunda semana de vida del infante.
  2. A medida que va progresando la afección, las escamas rojas van tomando un color amarillo o marrón. Se van acumulando en la piel, hasta transformarse en costras, las cuales pueden tener diversos tamaños y formas.
  3. En la siguiente etapa la capa logra cubrir gran parte del cuero cabelludo. En algunos casos se expande por todo el cuero cabelludo del bebé.
  4. Las costras suelen propagarse hacia otras áreas, como detrás de las orejas, cejas, párpados, ingle y axila. Esto se debe a que son partes en donde se acumula gran porcentaje de grasa.
  5. Se produce la pérdida de cabello en las zonas afectadas. La caída del cabello puede ser en menor o mayor cantidad.
  6. La capa gruesa amarilla que recubre la piel del bebé, logra desprenderse poco a poco, a medida que va creciendo. Para acelerar el proceso, los padres suelen hacer uso de algunos remedios caseros. Otros prefieren dejar que el proceso se realice de forma natural, sin aplicar ningún tratamiento.
  7. En caso de no ser bien tratada, puede afectar nuevamente al bebé, y se repiten las etapas; sin embargo en la mayoría de los casos no suele reincidir.

¿Cuáles son sus causas?

Aunque se desconoce con exactitud el origen de la costra láctea, los investigadores coinciden en que está directamente relacionada a la producción excesiva de grasa en la piel. Dependiendo de la alimentación  y genética que tenga la madre, puede presentarse en mayor o menor cantidad.

Otra teoría indica que  durante el embarazo, las concentraciones hormonales aumentan; esto puede ser otro factor que contribuya al desarrollo de la costra láctea.

También se ha considerado que es provocada por la sobreproducción de bacterias que habitan en la piel, entre las cuales se encuentra la Malessezia. Se trata de una levadura que acelera la producción de los microorganismos en el cuerpo.

Finalmente, no se ha logrado establecer ninguna de ellas, como la causante de la aparición de la costra láctea en los bebés. Aunque afirmen que están relacionadas, no se ha podido comprobar ninguna de las teorías con las investigaciones realizadas hasta el momento.

¿Se puede prevenir?

La mayoría de los padres sienten temor al ver la dermatitis seborreica en su pequeño. Esto hace que se alarmen, y sientan la necesidad de buscar alguna solución inmediata para evitar su aparición. Sin embargo, es algo natural que afecta a todos los bebés.

Es necesario aclarar que no es una condición que se pueda prevenir, ya que aparece de forma natural en los bebés. Sin embargo, si puede tratarse para evitar que siga reproduciéndose, y lograr eliminarla por completo.

Cuando el bebé es afectado por la costra láctea, es importante tener cuidado con su piel. Para ello, es importante hacer baños suaves, con productos específicos. Además de ayudar a  proteger e hidratar con cremas, para evitar que la piel se reseque.

Los padres siempre buscan tratamientos para combatir la costra láctea. Entre los más usados, se encuentra el uso de los remedios naturales, ya que no atentan contra la salud ni el bienestar del bebé.

Top 10 de remedios naturales para quitar la costra láctea

Hoy en día es común ver como las personas recurren a los remedios naturales, para la total desaparición de algunas afecciones. Su gran popularidad se debe a la eficacia que tienen para eliminar los problemas que los afectan, sin dañar su organismo.

Ahora bien, existen gran variedad de remedios naturales que pueden usarse para tratar la costra láctea. Sin embargo, hay algunos que han logrado destacarse, por la eficaces que son. Además de que no dañan la piel del bebé. Entre ellos se encuentran los siguientes.

1.      Aceite de bebé

El aceite de bebé es uno de los remedios más efectivos para ayudar a eliminar la costra láctea. Esto se debe a que permite ablandar las costras, para que puedan ser retiradas con facilidad.

Procedimiento

  • Aplicar una pequeña cantidad de aceite de bebé en un algodón o hisopo.
  • Masajear el cuero cabelludo, y dejar actuar durante toda la noche.
  • Retirar con champú para niño y agua tibia en la mañana.
  • Repetir el procedimiento durante 10 días, o hasta lograr eliminarla por completo.

2.      Vaselina

La eficacia de la vaselina ha permitido que sea una de las mejores opciones para tratar la dermatitis seborreica. Además de ser capaz de hidratar el cuero cabelludo del lactante, y aflojar la costra láctea para su posterior eliminación.

 Procedimiento

  • Colocar un poco de vaselina en la cabeza del bebé y masajearla.
  • Dejar actuar por una hora.
  • Humedecer la cabeza del bebé con agua tibia, y retirar poco a poco las costras con ayuda de un algodón o cepillo suave.
  • Lavar con champú de niño, y secar con una toalla.
  • Repetir el procedimiento 2 veces a la semana, hasta lograr eliminar la costra láctea.

3.      Manzanilla

Con la manzanilla es posible deshacerse de la costra láctea de una forma eficaz. Es considerado un remedio casero, muy efectivo para diversas afecciones; entre las cuales se encuentra la costra láctea.

 Procedimiento

  • Verter una cucharada de manzanilla en una olla.
  • Dejar hervir durante 5 minutos, aproximadamente.
  • Esperar a que se enfríe y colar.
  • Colocar sobre la zona afectada con ayuda de un hisopo o algodón.
  • Dejar actuar por una hora.
  • Retirar la costra láctea que se encuentra floja con un cepillo suave.
  • Humedecer la cabeza del bebé en agua tibia, y limpiar con una toalla.
  • Repetir el procedimiento una vez al día, hasta eliminar la costra láctea.

4.      Jabón de glicerina

El jabón de glicerina  es muy efectivo para contrarrestar la dermatitis seborreica que ataca a los lactantes. Además de que no daña el suave cuero cabelludo del bebé.

 Procedimiento

  • Humedecer el cuero cabelludo del bebé con agua tibia.
  • Frotar suavemente con el jabón de glicerina durante algunos minutos.
  • Retirar con agua, y ayuda de un cepillo suave.
  • Quitar poco a poco las escamas que se aflojaron con el jabón.
  • Realizar el procedimiento una vez al día, y continuarlo hasta acabar con las escamas de la costra láctea.

5.      Aceite de oliva

Desde hace muchos años, las propiedades curativas del aceite de oliva han sido comprobadas.  En el caso de la costra láctea, es capaz de suavizar el cuero cabelludo del bebé, para lograr aflojar las escamas y eliminarlas de una forma rápida. También ayuda a nutrir la piel del pequeño.

 Procedimiento

  • Verter una pequeña cantidad de aceite de oliva en una olla y calentar.
  • Esperar a que se enfríe y colocar con ayuda de un algodón o hisopo en el cuero cabelludo del bebé.
  • Masajear durante algunos minutos.
  • Dejar actuar durante toda la noche.
  • Humedecer la cabeza con agua tibia al siguiente día y quitar las escamas con un cepillo suave.
  • Lavar con champú de niño para eliminar los restos.
  • Aplicar el tratamiento cada 2 días. En caso de ser muy grave la condición, es necesario hacerlo diario.

6.      Té Negro

El té negro es muy eficaz para disminuir la producción de grasa en la piel. Esto evita que se siga produciendo la costra láctea.

 Procedimiento

  • Hacer té negro.
  • Tomar un algodón y empaparlo completo del té.
  • Pasar el algodón sobre la zona donde se encuentra la dermatitis.
  • Masajear durante algunos minutos de forma suave y circular.
  • Dejar actuar toda la noche.
  • Retirar en la mañana con agua tibia.
  • Quitar con un cepillo suave, los restos de las costras.
  • Hacer el remedio una vez al día, hasta lograr acabar con la dermatitis seborreica.

7.      La leche materna

Las propiedades medicinales que tiene la leche materna contra la costra láctea, han permitido combatirla de una forma eficiente. Además de que funciona como el alimento principal para los lactantes.

 Procedimiento

  • Verter en una taza pequeña un poco de leche materna.
  • Con ayuda de un algodón o hisopo masajear el cuero cabelludo con la leche materna.
  • Dejar actuar durante toda la noche.
  • Eliminar la costra con un cepillo suave.
  • Retirar con champú y un poco de agua.
  • Hacerlo una vez al día, hasta eliminar por completo la costra láctea.

8.      Bicarbonato de sodio

Gracias a la capacidad de absorción del pH del cuero cabelludo que tiene el bicarbonato de sodio, lo hace perfecto para combatir la dermatitis seborreica. Al mismo tiempo, es capaz de atacar directamente los síntomas de esta afección.

 Procedimiento

  • Con una cuchara tomar una pequeña porción de bicarbonato de sodio y mezclarlo con agua, hasta formar una pasta.
  • Aplicar sobre el cuero cabelludo del bebé, por un tiempo máximo de 1 minuto.
  • Retirar la mezcla con champú para niño y agua tibia.
  • Repetir el tratamiento hasta acabar con la costra láctea.

9.      Raíz de consuelda

Los fines curativos que tiene la raíz de consuelda se han podido comprobar a lo largo de los años. El componente de alantoína es capaz de combatir la dermatitis seborreica.

 Procedimiento

  • Tomar 250ml de agua y verter en una olla. Añadirle 57 g de raíz de consuelda, y dejar hervir.
  • Dejar reposar hasta que se enfríe por completo.
  • Almacenar en la nevera por cuatro días.
  • Empapar un algodón o hisopo con la mezcla, y aplicar sobre la zona afectada.
  • La aplicación debe ser luego del baño del bebé, o cuando tenga la piel seca.
  • Repetir el tratamiento por 10 días o hasta lograr desaparecer la costra láctea.

10. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana  tiene unas propiedades muy beneficiosas para tratar la costra láctea. El componente ácido del vinagre actúa directamente sobre esta afección.

Procedimiento

  • Verter un poco de vinagre de manzana en una taza, y añadirle 2 tazas de agua.
  • Masajear la zona afectada con la solución preparada.
  • Dejar reposar durante 10 minutos en la cabeza del bebé.
  • Retirar con agua tibia.
  • Debe ser aplicado 2 veces a la semana.
  • Hacer el tratamiento hasta eliminar la costra láctea.

 Recomendaciones

Además de aplicar el tratamiento para combatir esta afección, es importante seguir algunas recomendaciones, y lograr eliminar en el menor tiempo posible la costra láctea. Entre ellas, se encuentran las siguientes.

  • Evitar en lo posible rascar y levantar las costras a la fuerza. Puedes hacerle daño al cuero cabelludo del bebé.
  • Se recomienda disminuir la cantidad de champú que se usa al lavarle el cabello al bebé. De esta manera se evita resecar la piel y agravar el estado de las costras.
  • Es necesario mantener las uñas cortas del bebé, para evitar que se infecten cuando decida rascarse.
  • Si la madre se encuentra amamantando al lactante, se recomienda que evite consumir leche de vaca. En ese caso, debe sustituirla por leches vegetales, como leche de almendras, y de avena. También debe dejar de consumir yogurt y queso, mientras el bebé se encuentra en tratamiento.
  • Un ingrediente que puede tomar las madres lactantes para combatir la costra láctea es el omega 3. También se puede incluir en el biberón o el puré del bebé.
  • Buscar un cepillo de cerdas suaves para cepillar el cabello y lograr eliminar la costra láctea sin dañar la piel del bebé.
  • Consultar al pediatra para que pueda realizar un diagnóstico exacto de la etapa en la que se encuentra la costra, y de esta manera poder indicarle el mejor tratamiento.

La eficacia de los tratamientos naturales ha permitido que sean uno de los más demandados para contrarrestar la dermatitis seborreica. Además de que suelen ser un poco más económicos, con respecto a los fármacos habituales.

Un aspecto destacado de este tipo de tratamientos, es que no dañan la piel del bebé en ningún momento. Sus propiedades curativas logran atacar de forma exacta la costra láctea, evitando así su reproducción.

Sin duda alguna, poder eliminar la costra láctea, en la comodidad del hogar, y ahorrando un poco de dinero es posible gracias a los remedios naturales.

La dieta para combatir la costra láctea

 

Aunque no existe una dieta para eliminarla por completo, si hay algunos alimentos que pueden ayudar a combatirla. De acuerdo a estudios realizados, los alimentos ricos en vitamina b, contienen propiedades curativas esenciales para disminuir la dermatitis seborreica.

Para estos casos, se recomienda consumir la biotina. Se trata de una vitamina poco conocida, con alto complemento de vitamina B. Es ideal para curar las afecciones en la piel, uñas y cabello. También puede ser consumida a través de algunos alimentos, como frutos secos, la yema de huevo y semillas.

Por otro lado, la biotina ayuda al organismo a producir la grasa necesaria para proveer a las células nerviosas de la energía que necesitan para su correcto funcionamiento. Esto es vital, para ayudar a contrarrestar la aparición de la costra láctea.

Otro de los alimentos que se pueden consumir es la vitamina B12, y el ácido fólico. Pueden consumirse a través del pescado, huevos, frijoles, legumbres, entre otros. Es necesario que las madres lactantes los consuman, para disminuir la dermatitis seborreica de su bebé.

Una vez que la madre lactante comience a integrar los alimentos antes mencionados en la dieta, podrá notar como las costras lácteas van disminuyendo en su bebé. Sin duda alguna, es algo muy beneficioso para ambos. Es por ello que se hace imprescindible poder incluirlos de forma natural en su alimentación diaria.

Consejos finales

Aunque es común que la costra láctea puede desaparecer de la misma forma en la que llega, se recomienda hacer una intervención a tiempo, con el uso de remedios naturales, para ayudar a eliminar las incómodas costras que afectan la piel del bebé.

Independientemente del tratamiento que elijas, es importante que sea aplicado con mucho cuidado, ya que en esa etapa la piel del bebé es muy sensible.

Hacer un lavado correcto ayudará a desprender las costras rápidamente, y permitir que la piel muerta pueda ser retirada sin problema. Además de que inhibe la nueva aparición de las mismas.

Por otro lado, es importante evaluar si las costras están a punto de desprenderse. De ser así, usar un cepillo suave para retirarlas. En caso contrario, es preferible no tocarlas.

No es necesario alarmarte por la aparición de la costra láctea. Puede ser tratada con facilidad en la comodidad del hogar, con los remedios naturales que te indicamos anteriormente.

Aplicar los tratamientos de forma constante para lograr eliminar la costra láctea de forma eficaz, y evitar así su reaparición.

Finalmente, para aprender Como Quitar La Costra Lactea es necesario seguir las indicaciones y tratamientos antes mencionados. Esto te ayudará a combatirla de una forma eficaz, sin afectar la salud y piel de tu bebé. No esperes más y elimina estas desagradables costras, desde la comodidad de tu hogar.

Solo debes verificar el tratamiento que logre adecuarse a la condición de tu bebé, y así lograr desaparecer por completo la dermatitis seborreica. Puedes ir probando una semana con alguno de ellos, y ver si realmente está teniendo la eficacia que necesitas.

En caso de no obtener los resultados esperados, se puede intentar con otro tratamiento, siguiendo el procedimiento para aplicarlo de forma correcta. Esto garantizará tener mayor eficiencia en el mismo, y eliminar la costra láctea de manera definitiva.

Comienza el tratamiento de tu preferencia hoy mismo, y combate la costra láctea de tu bebé, sin afectar su piel.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments