Cómo saber si una sandía está buena

Watermelon isolated on white background

Hay muchas dudas sobre cómo elegir una sandía, cuando no se tiene conocimiento sobre las características que determinan si está buena o no. Esto hace que la mayoría de las personas pierda tiempo al momento de comprarla.

Poder probar una sandía jugosa y fresca es lo que todos desean. Sin embargo al hacer una mala elección, deben esperar cierto tiempo para que madure bien y poder cortarla. Todo esto, nos ha motivado a revelar todo lo que debes conocer cuando decidas comprar una sandía.

A continuación te explicaremos algunos trucos que debes tomar en cuenta, para reconocer a una sandía buena.

  1. La forma uniforme. La uniformidad de la sangría determinará si está buena. Esto se debe a que mientras menos abolladuras y cortes tenga, es posible saber que tuvo un proceso adecuado de crecimiento. En caso contrario, estará seca.
  2. Levantar la sandía. Es otro de los trucos más utilizados para verificar si está madura y está llena de agua. De esta manera, se garantiza que tiene bastante agua y llena de mucho sabor, para que puedas disfrutarla con toda la familia.
  3. Pequeños toques con los nudillos. Golpear suavemente la sandía con los nudillos te ayudará a determinar lo buena que está. Es importante escuchar bien el sonido que emite. En caso de que sea seco, eso indicará que está muy buena para disfrutar y comer.
  4. El punto amarillo. Otro de los trucos infalibles, es la búsqueda del tan conocido punto amarillo en la sandía. Una sandía buena tendrá una gran mancha amarilla sobre ella. Esto indica que ha sido colocada en el suelo para que reciba sol y pueda madurar de forma correcta. En caso de que no se encuentre la mancha amarilla, no debe ser comprada.
  5. El color de la sandía. Cuando una sandía tiene un color muy brillante, es probable que no se encuentre bien madura. Es por ello, que es importante que tenga un color verde oscuro. Este aspecto es lo que permitirá hacernos saber que está en buen estado.

Con todos estos trucos es fácil identificar a una sandía buena en cuestiones de minutos. Solo debes comenzar a aplicarlos al momento de hacer la compra, y llevarte a casa una sandía jugosa y llena de mucho sabor.

Una vez comprada la sandía, es importante aplicar una serie de cuidados para garantizar que se mantendrá en perfecto estado. Por ejemplo, es necesario evitar golpearla al momento de trasladarla a casa. De esta manera es imprescindible que sea manipulada de forma adecuada.

En el caso de que desees conservarla un tiempo antes de cortarla, puedes guardarla en el refrigerador un par de días. No debe estar a menos de 4 0c, ya que podría dañarse. También puede mantenerse en el exterior a temperatura ambiente sin problema.

Como puedes ver, la tarea de identificar una sandía buena es sumamente sencilla. Solo debes aplicar los trucos antes mencionados, y tomar en cuenta las recomendaciones. De esta manera, podrás tener la seguridad de que al cortarla, podrás disfrutar de un jugoso sabor de la sandía.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments