Cómo quitar los puntos negros con tomate

Los puntos negros son el resultado de una limpieza facial nula o deficiente, hay que tener presente que la cara está expuesta no solo al maquillaje -en el caso de las mujeres- sino a todo el polvo, el humo del ambiente, y mucho sudor, por lo que es común que sea la zona predilecta para que aparezcan mayor cantidad de puntos negros.

Como lo dice el título, te diremos como quitar los puntos negros con tomate, esto podría sonar un poco sorprendente de entrada, sin embargo, es uno de los tratamientos más efectivos para eliminar estos molestos y antiestéticos puntos.

Aquí te mostraremos Cómo quitar los puntos negros con tomate

El tomate tiene propiedades astringentes, al aplicarlo en la cara, ayuda a abrir los poros de la piel facilitando así la limpieza de las impurezas que se encuentren en ella, de una manera muy sencilla.

Antes de aplicar cualquiera de las técnicas que te mostraremos a continuación, es esencial realizar una limpieza a tu rostro. Con agua templada, lava tu cara, luego lava con un jabón neutro o si usas algún jabón especial para tu tipo de cutis, lava bien para retirar todo rastro de jabón y seca suavemente.

Aplicar vaporización también puede ayudar a abrir los poros un poco más, esto lograría que el astringente del tomate funcione mucho más.

Opción 1.-

La primera opción que puedes intentar para quitar los puntos negros con tomate, es picándolo a la mitad y extrayendo toda la pulpa de una de las mitades, reserva la otra mitad en la nevera. El contenido que extrajiste, lo aplicaras directamente en la cara, puedes utilizar una brocha para aprovechar mejor toda la pulpa, déjalo reposar durante unos 20 minutos y luego retira todo con agua templada.

Opción 2.-

Otro método que puedes intentar es una mascarilla de tomate, para la cual necesitaras, dos rodajas de un tomate -reserva el resto en la nevera- tres cucharadas del gel de aloe vera y una cucharada de sal gruesa, también conocida como sal marina, puedes licuar ligeramente, la idea es que todo esté bien integrado. Aplica la mascarilla y déjala reposar en tu rostro durante 20 minutos, para luego enjuagar con agua templada.

Si sobra de la preparación para mascarilla, puedes guardarlo bien tapado en la nevera para aplicártela nuevamente al día siguiente.

Opción 3.-

La exfoliación también es un excelente método para quitar los puntos negros, y este a base de tomate es maravilloso. Para preparar este exfoliante solo necesitas, cortar el tomate a la mitad, y machacar el contenido de esa mitad- conservar la otra parte en la nevera- le agregas dos cucharadas de miel y dos de azúcar moreno, y lo mezclas hasta que esté todo integrado. Aplica el exfoliante en tu rostro, masajeando de forma circular, empleando mayor presión en la zona con más puntos negros, masajea durante 10 minutos y luego retira toda la mezcla con agua fría.

Aplica cualquiera de las opciones un día de por medio, y asegúrate de mantener tu piel limpia e hidratada, de esta manera los puntos negros aparecerán cada vez menos.

 

 

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments