Como prevenir la Tendinitis Aquílea

La inflamación producida en el tendón de Aquiles, producto de una excesiva sobrecarga en las actividades físicas se conoce como tendinitis aquílea. Es uno de los tejidos más débiles en aquellos deportistas, ya que someten diariamente a este músculo a un impacto constante.

A pesar de presentar dolores intensos y ciertas molestias, puede llegar a prevenirse de una forma sencilla. Sin embargo todo va a depender del nivel en el que se encuentre la lesión, para aplicar el tratamiento adecuado.

 Es importante mencionar que la inflamación ocasionada en esta zona puede ser transitoria o no, dependiendo si es tratada a tiempo. De esta manera, es necesario poder tratarla a tiempo y evitar así, ciertas complicaciones.

A continuación te mencionaremos las recomendaciones a seguir para prevenir una tendinitis aquílea.

1.     Ejercicio de estiramiento

Muchos atletas y deportistas aficionados cometen el error de comenzar a ejercitarse sin haber realizado un previo estiramiento y calentamiento de los músculos. Es por ello que se recomienda tener una rutina que incluya de forma principal el estiramiento del tendón de Aquiles.

2.     Reducir la intensidad de la actividad física

Cuando una persona se encuentra haciendo ejercicio y la molestia del tendón persiste, es momento de reducir la intensidad del mismo, ya que está influyendo de forma directa en el tendón de Aquiles. En estos casos, nada mejor que minimizar un poco el ritmo de entrenamiento y evitar ser afectado por la tendinitis aquílea.

3.     Cambio de calzado

El calzado tiene un papel fundamental en la salud del tendón. En ocasiones las personas eligen un mal calzado y terminan por afectarlo. Es por ello que se recomienda comprar un calzado adecuado a las necesidades de cada persona. Se debe verificar que logre cubrir bien el pie y mantener ajustado el tendón en todo momento.

4.     Usar plantillas personalizadas

Nada mejor que usar las plantillas personalizadas para evitar hacer sufrir al tendón, en las actividades físicas. Son ideales para mantenerlo en la posición adecuada y disminuir el impacto al que son sometidos en la práctica de ejercicio. Al ser personalizadas, se ajustan perfectamente a las características de cada persona.

5.     Superficies más suaves

Otra recomendación para prevenir la tendinitis aquílea es practicar actividad física en superficies suaves. De esta manera se podrá reducir la tensión generada en la parte del tendón al momento de caminar y correr. Es por ello que en este caso, se recomienda evitar hacer ejercicio sobre el asfalto.

6.     Practicar otros deportes

En caso de que el dolor persista y sea más intenso, la mejor recomendación es practicar otros deportes en donde no se requiera hacer tanto impacto sobre el tendón. Esto es esencial para disminuir el dolor, inflamación y que se produzca una lesión. De igual forma, es necesario comenzar con una intensidad leve hasta lograr adaptarse por completo.

A pesar de que la tendinitis aquílea puede llegar a ser una condición pasajera, es importante poder evitar padecerla para ahorrarse todas las molestias y dolores que ocasiona. Solo debes seguir las recomendaciones antes mencionadas e incluirlas en tu rutina diaria de ejercicio.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments