Cómo hacer nebulizaciones caseras para las flemas

Aprender la forma correcta sobre cómo hacer nebulizaciones caseras para las flemas es esencial cuando se busca eliminar la flema desde la comodidad del hogar.

Las nebulizaciones caseras buscan disminuir la aparición de flema y la formación de moco en el pecho y garganta. Es importante mencionar que la flema es un mecanismo de defensa para luchar contra las infecciones y alergias, que se producen en el organismo. En la mayoría de los casos tienen presencia de mucho moco.

 

¿Qué es nebulizar?

Nebulizar es la acción de combinar un fármaco con un medio líquido para ser inhalado con oxígeno a través de la vía respiratoria.

Al nebulizar, se busca eliminar la flema, el moco y cualquier otra sustancia que esté causando molestias en las fosas nasales. El nebulizar causa alivio respiratorio y mejora el tránsito nasal.

 

Resultado de imagen para nebulizaciones

 

¿Cómo se llama el medicamento para nebulizar?

Existen varios medicamentos para nebulizar, pero el más común es el Salbutamol; el Salbutamol es utilizado para tratar síntomas típicos de espasmo en los bronquios y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Es común en quienes sufren de asma.

Otro medicamento para nebulizar es Ipratropium y Budesonida. El Ipratropium es un derivado de la atropina (se extrae de la belladona) y el budesonida es un glucocorticoide popularmente usado para la rinitis y demás enfermedades respiratorias; éste se puede hallar en varias presentaciones (aerosol, píldora, inhalador).

El salbutamol es llamado albuterol en Estados Unidos, pero es el mismo fármaco.

 

Imagen relacionada

 

Espasmo de los bronquios o broncoespasmos

Cuando hay poco espacio en los bronquios para que el aire llegue a los pulmones se dice que hay un broncoespasmos; los broncoespasmos no son enfermedades como tal, más bien son síntomas que aparecen debido a ciertas infecciones respiratorias, los cambios climáticos bruscos o entrada a una estación fría, por el humo de tabaco o cigarrillo, resfriados, etc.

Los silbidos en el pecho, tos, fiebre y un poco de fatiga son los síntomas más visibles de un broncoespasmo y estos suelen afectar a todos, aunque los bebés y niños son los blancos preferidos.

¿Qué son las nebulizaciones y para qué sirven?

Las nebulizaciones son el producto de nebulizar; es decir, es la administración aérea de vapores que contienen algún broncodilatador. Éstas, sirven para descongestionar el tráfico nasal y evacuar algunas secreciones que no deberían estar allí y que causan malestar.

Se utiliza solución salina como medio líquido para el fármaco que se desee aplicar.

Con los bronquiodilatadores se logra hacer llegar medicamento hasta lo bronquios sin mayor esfuerzo, pues el paciente sigue respirando de manera normal, sólo que ahora lo hace con una mascarilla desde donde se evita que el vapor se escape y se garantiza que éste se dirija hacia los bronquios.

 

Resultado de imagen para bronquios con moco

 

A través de las nebulizaciones se expulsa todo el moco acumulado en los bronquios. Una de las mayores ventajas de este tipo de tratamiento es que puede aplicarse a personas de cualquier edad y de manera sencilla, así que los bebés, ancianos o personas que padezcan enfermedades crónicas pueden ser tratados a través de las nebulizaciones sin exigirles nada más que respirar.

Las nebulizaciones son eficaces y se ajustan a todas las necesidades, pues según lo que el médico requiera, las dosis a administrar pueden variar.

¿Cómo hacer nebulizaciones con salbutamol?

  1. Primero, debes conocer la dosis exacta de salbutamol que vas a suministrar.
  2. Ten todo el equipo a la mano: la mascarilla, el salbutamol, la solución para diluir y el conector.
  3. Agrega el salbutamol ya diluido
  4. Enciende el aparato de nebulizar y espera hasta que se forme una nube de aerosol
  5. Con el paciente sentado o en una posición medio reclinada, colócale la mascarilla y déjala hasta que se termine el medicamento.

Es importante mantener una buena higiene, sobre todo en estos casos donde se tratan enfermedades respiratorias, así que debes lavarte las manos antes de colocar el tratamiento.

 

Imagen relacionada

 

Deber también considerar que existen varios tipos de nebulizadores, como por ejemplo el nebulizador ultrasónico con el cual se hace vibrar el líquido a utilizar, y el nebulizador compresor, probablemente el más utilizado, con el se transforma la solución con el medicamento en un aerosol y se administra a través de la mascarilla (como el que usamos para definir los pasos a seguir para nebulizar).

 

 

 

Te puede interesar:








 

¿Qué cantidad de salbutamol para nebulizar?

La cantidad de salbutamol a utilizar para cada nebulización va a depender de la edad y el peso; para los niños con edades entre 2 y 12 años se utiliza 0.5 ml de salbutamol, lo que equivale a unas 10 gotas de éste. Esta cantidad debe diluirse en 2 o 2.5 ml de solución fisiológica estéril.

Se suelen realizar unas 3 o 4 nebulizaciones como máximo por día y el tiempo aproximado que lleva cada una es de 15 minutos. Por lo general, no se recomienda utilizar salbutamol en niños menores de 2 años, pero esto lo determinará tu médico personal o el pediatra.

En el caso de los adultos, la dosis recomendada es de 0.5 y 1 ml de salbutamol, como 10 o 20 gotas, diluidas en 2 o 2.5 ml de solución fisiológica.

Hay que ser muy responsables a la hora de utilizar el salbutamol, sobre todo si el paciente sufre de algún tipo de enfermedad cardiovascular, convulsiones, diabetes, entre otras enfermedades.

Así como es importante controlar la dosis de salbutamol manera adecuada, también es muy importante no abusar de las cantidades de nebulizaciones diarias y del espacio de tiempo entre ellas; se dice que el  efecto del salbutamol dura 6 horas.

Formas caseras de nebulizar

Hay varias maneras de nebulizar de manera rápida, sencilla y eficiente, y sin tener que acudir al médico. Así que vamos a conocer cuáles son los procedimientos.

Una de las formas más populares que existe, y que es un método casero muy eficaz para ayudar a descongestionar la nariz de una forma sencilla es la nebulización casera de sal y agua. Sí, sólo necesitas algo tan básico y vital como el agua y la sal.

Para prepararla solo debes calentar una olla con agua y sal. Es necesario esperar a que llegue a su punto de ebullición máximo y hierva. Una vez que comience a salir el vapor, lo único que debes hacer es acercar la cabeza a la olla e inhalarlo. Se recomienda disponer de un trapo o toalla en la cabeza para que no se escape el vapor.

Luego de hacerlo podrás notar como la nariz se empieza a destapar, y se comienzan a fluidificar las secreciones de la nariz. Esto es esencial para lograr evacuarlas de una forma sencilla. Además de que la flema irá desapareciendo por completo.

Este método es totalmente natural, ya que no se utiliza ningún producto químico, es por ello que ha destacado como uno de los mejores. Lo mejor de todo es que puede ser preparado en casa con total facilidad.

Nebulizaciones con hojas de eucalipto

Otra de las formas más eficaces para ayudar a eliminar la flema es a través de las nebulizaciones con hojas de eucalipto. Es uno de los remedios caseros más eficaces y que no afecta el estado de salud de las personas.

Gracias a las propiedades astringentes, balsámicas, y antisépticas que contienen las hojas de eucalipto, es posible tratar los trastornos respiratorios como resfriados, asma,  flemas, y anginas y la incómoda flema.

Para aprovechar los beneficios del eucalipto solo debes mezclar 15g de eucalipto en una olla con agua. Dejar que hierva y cuando lo haga colocarse directamente sobre el para practicar las inhalaciones del vapor que produce. Su efecto es casi inmediato. En poco tiempo notarás como el aroma refrescante de las hojas de eucalipto se apoderarán de tus vías respiratorias.

Las inhalaciones de eucalipto ayudan a estimular la expulsión de las flemas que se encuentran acumuladas en la garganta y el pecho. Lo mejor de todo es que tiene un aroma muy suave, y no tiene ningún tipo de efecto secundario, ya que es un tratamiento 100% natural.

Como puedes ver, las nebulizaciones caseras para las flemas son fáciles de hacer en casa, con ingredientes muy básicos. Su eficacia ha sido comprobada desde hace muchos años, convirtiéndolos en 100% seguros.

No esperes más y despídete de la incómoda flema practicando algunas de las nebulizaciones antes mencionadas. En poco tiempo podrás recuperar tu estado de salud y sentirte en óptimas condiciones.




Recomendaciones

Debes acudir al médico de inmediato si tu bebé o quien esté enfermo respira de manera muy agitada, se le marcan las costillas y, al respirar, parece que el pecho se hundiera; también, si está pálido o se pone morado de repente.

Para evitar el broncoespasmo es recomendable alejarse de lugares donde haya mucho polvo, humo de cigarrillo o donde se esté expuesto a corrientes de aires fuertes.

No te saltes las vacunas de tus hijos, pues importante, y es un derecho, que estén protegidos; lávale las manos con frecuencia y mantenlo abrigado cuando el clima esté frío.

La higiene juega un papel primordial en los broncoespamos, así que un lugar limpio, ventilado y ordenado será clave para evitar resfriados, enfermedades respiratorias, hongos y bacterias.

Recuerda, no te mediques tú mismo ni a tu hijo, y respeta las dosis recomendadas de los broncodilatadores.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments