¿Cómo bajar las transaminasas?

Como te hemos contado en diferentes ocasiones, las transaminasas son enzimas que regulan la función del hígado, su elevación indica que dicho órgano está presentando alguna irregularidad en su papel principal que es filtrar la sangre.

Las transaminasas son las encargadas de transferir un grupo amino de un metabolito a otro, principalmente a los aminoácidos, juegan un papel muy importante en el metabolismo, sobre todo en la síntesis de aminoácidos no esenciales y la degradación de los mismos, y para convertir moléculas de energía.

Te puede interesar:

La elevación de cualquiera de estas enzimas arriba de los rangos normales es un signo de alarma para la presencia de alguna enfermedad, que no necesariamente debe ser hepática. La ALT y la AST se encuentran en el hígado, pero esta última también se encuentra en el corazón y en los huesos.

Antes se usaba la elevación de AST y ALT para detectar la presencia de un infarto al miocardio, actualmente se usan enzimas más sensibles para esto. Cualquier daño al hígado ocasiona una elevación moderada de las transaminasas y para saber la causa de esta elevación es necesario realizar una historia clínica completa, exploración física y posiblemente otros estudios.

La elevación de las transaminasas no se asocia con mayor daño hepático, se puede elevar muchas veces su valor normal en una hepatitis viral, una enfermedad que no tiene rangos de mortalidad tan altos como una cirrosis.

También se ven niveles muy altos de transaminasas en la lesión del hígado por falta de flujo sanguíneo o en la lesión por daño por drogas o toxinas. La mayoría de las enfermedades elevan más el ALT que el AST. En la hepatitis alcohólica se eleva de 2 a 3 veces más la AST que la ALT. Niveles arriba de 1000 U/L se asocian con hepatitis isquémica.

Son muchos los factores y las causas que pueden dar como resultado las transaminasas altas, entre esos también está el hígado graso, el cual se genera por padecer de sobrepeso, la cirrosis hepática, abuso en el consumo de alcohol, quistes o tumores en el hígado.

Existen muchas formas de reducir los niveles de transaminasas, primero se debe tener mucho cuidado e incluso dejar el consumo en exceso de medicamentos de venta libre. Además, hay algunos medicamentos a través de receta médica que tienden a elevar los niveles de enzimas hepáticas, mismas que interfieren con la función hepática.

Igualmente, la pérdida de peso también favorece a la disminución del nivel de las transaminasas altas. En estos casos desde un 5 a 10% de peso corporal no sólo reduce el nivel de enzimas hepáticas en un hígado graso, sino también mejora la salud en general.

Es recomendable la realización de ejercicio diario. La realización de una rutina diaria no solo ayuda a perder peso, sino que mejora la circulación sanguínea, esto favorece en gran forma, puesto que el hígado requiere de un suministro continuo de sangre fresca, especialmente para conducir los nutrientes necesarios para el perfecto funcionamiento del organismo.

Por otra parte, es estrictamente necesario que se deje de consumir bebidas alcohólicas, pues este es uno de los factores que más incide en el aumento de las transaminasas, muchos piensan que exageración sin imaginar lo beneficioso que puede ser para el hígado

Para realizar una limpieza hepática y metabolizar las grasas, es necesario tomar abundantes líquidos, especialmente agua, puedes consumir hasta dos litros al día, mejor fuera de las comidas.

Es importante también, el consumo de frutas y verduras, pero evita aquellas con gran contenido de ácidos orgánicos, como el melón, la sandía y las fresas. Esto favorece excelentemente al funcionamiento del organismo y sobre todo, a la disminución de las transaminasas altas.

Hay algunas plantas medicinales que son recomendadas para disminuir el nivel de las transaminasas altas, ya sea el diente de león, cardo mariano, boldo o alcachofera, entre otras.

Todo este tipo de precauciones te ayudarán a evitar las transaminasas altas, pero también es conveniente hacer una depuración del hígado en lo que se refiere al consumo de azúcares ocultos y el exceso de sal.

Con respecto a esto de las comidas, te recomendamos establecer un horario fijo de cinco o seis comidas, tomando en cuenta que en todas debe haber proteína, grasa e hidratos de carbono.

Deben ser tres comidas principales y dos meriendas, no dejes pasar más de una hora desde que te levantas sin desayunar. Tampoco dejes pasar más de cuatro o cinco horas entre comidas, si pasan más de tres horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack.

La preparación de los alimentos debe ser a la plancha, cocidos, al vapor o al honor, evitando especialmente preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa. Puedes condimentar la comida con limón, vinagre, especias o pimienta, le dará buen sabor a tus platos de una forma saludable.

Intenta reducir el nivel de estrés, pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga, te ayudará mucho a sobrellevar el problema de las transaminasas altas.

Con todas estas recomendaciones tus transaminasas deberían volver a un nivel adecuado, o en su defecto evitarás su aumento. No existe un determinado tiempo en el que debamos cumplir estas especificaciones, sino que depende en gran medida de cada ser humano.

El método más efectivo para evitar las transaminasas altas es llevando una dieta equilibrada y realizando ejercicio de forma habitual. Ahora bien, ¿cuánto tiempo tardan en bajar las transaminasas de media? Tener las transaminasas elevadas no es signo de una enfermedad grave ni mucho menos, simplemente es un toque de atención que nos da nuestro organismo para que regulemos nuestra dieta.

En definitiva, con una semana de un buen menú para reducir las transaminasas, se supone que se deberían controlar estos niveles. No obstante, se recomienda acudir a un especialista en cuanto se detecte cualquier anomalía en el organismo o si superada la semana, se mantienen los niveles elevados, descartando de esa forma la presencia de una enfermedad grave que requiera mayor atención médica.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments