Causas más comunes de los mocos amarillos

En la mayoría de los casos cuando una persona comienza a presentar mocos amarillos, se debe a que hay una lucha en su cuerpo contra algún virus o bacteria que está causándole una infección.

La variación del color en las mucosidades indicará el tipo de infección y en qué nivel se encuentra. Es por ello que resulta importante poder prestarle atención a las alarmas del organismo, y lograr combatir los mocos amarillos con rapidez. A  continuación te explicaremos las causas más comunes de su tonalidad.

Causas

Los principales causantes de los mocos amarillos son los siguientes.

  • Alergias. Las reacciones alérgicas terminan provocando la aparición de mocos amarillos. Generalmente son provocadas por la exposición de la persona a ambientes con moho, caspa animal y polen. Esto provoca que se libere la histamina en el cuerpo, dando lugar a una congestión nasal leve y secreción de mocos amarillos.
  • Sinusitis. Cuando hay una infección en los senos paranasales, se produce una inflamación y bloqueo en los conductos de drenaje. Todo esto ocasiona la aparición de los mocos amarillos.
  • Resfriado común. Es una de las causas más frecuentes de los incómodos mocos amarillos. Al principio del resfriado tiene una tonalidad transparente. A medida que va avanzando el color va cambiando hasta finalmente al amarillo.
  • Bronquitis. Se produce cuando hay una inflamación en las vías aéreas que se encargan de transportar el aire hacia los pulmones. Esto ocasiona flema y mucosidad de color amarillo.

Mocos amarillos espesos

Cuando hay moco amarillo espeso el organismo está indicando que la infección viral que está atacándolo va en progreso. Estos mocos son producto de la pelea entre los glóbulos blancos contra la infección.

En la mayoría de los casos suelen obstruir las vías respiratorias, provocando ciertas molestias e incomodidades a la persona. Normalmente cuando los mocos tienen esta tonalidad la flema que expulsarás también será de color amarilla.

Mocos amarillos liquidos

El moco amarillo líquido indica el comienzo de una infección fuerte en el sistema inmune. El color que tiene es un indicio de que te tomará un tiempo poder eliminar por completo la bacteria o virus que ha atacado tu organismo.

Sin embargo es importante mencionar que no significa que estarás enfermo de gravedad, simplemente que necesitarás al menos 2 semanas de tratamiento para que ese moco amarillo pueda volverse transparente y lograr mejorar así tu estado de salud.

Mocos amarillos y tos

La tos es una de las infecciones que ataca con frecuencia a la mayoría de las personas, logrando comprometer las vías respiratorias inferiores y superiores. Todo esto provoca la formación de moco amarillo y mucha flema del mismo color al toser.

Cuando la persona se encuentra muy congestionada, es normal que el organismo trate de expulsar todo lo que está afectándole, para ayudar a liberar las vías respiratorias. Es por ello que es totalmente normal que a través de la tos se expulsen pequeñas partículas de las bacterias o virus.

La presencia de mocos amarillos está directamente relacionada a todos esos agentes infecciosos que buscan atacar el sistema inmune. Aunque no se trata de algo grave, si es importante tratarla a tiempo para tener un estado de salud óptimo.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments