Causas del dolor de axila

El dolor ocasionado  en la parte de la axila puede tener varias causas. Esto se debe a que en la axila hay muchos ganglios linfáticos que se infectan e inflaman, provocando mucho dolor en esa zona.

Por otro lado, en la axila también hay tendones, nervios y músculos que pueden llegar a provocar mucha molestia.  En la mayoría de los casos se debe a que están inflamados o dañados.

Es importante mencionar que entre los síntomas más comunes se encuentra hinchazón, dolor, ardor, creación de bultos, entumecimiento, y dolor en el brazo. De acuerdo a esto, es fácil determinar que la persona está experimentando una fuerte molestia en la axila.

La intensidad del dolor puede variar en las personas. Hay algunas que sienten una leve incomodidad, mientras que otro un poco más fuerte. Todo va a depender de la causa que esté provocando el dolor, y de la forma en la que reacciona el organismo ante esta circunstancia.

A continuación le explicaremos las causas más comunes del dolor de axila.

1.     Ganglios linfáticos inflamados

Es una de las principales razones para sentir dolor en la axila. Esto se debe a que gran parte del sistema inmune del cuerpo, se encuentra en diferentes áreas del cuerpo, como en la axila. Las infecciones provocadas en ellos, ocasionan el incómodo dolor en esa zona.

Cuando esto ocurre, el cuerpo está emitiendo una señal de que se encuentra luchando con una infección. Los ganglios también pueden ser infectados por una linfangitis, que hace referencia a una infección bacteriana provocada por estreptococos. Además del dolor se puede presentar fiebre, y aparición de rayas rojas.

2.     Erupciones

Es otro de los motivos principales para sentir dolor en la axila. Es fácil de identificar porque la piel se torna de color rojo y está acompañada de mucha picazón en ese lugar. Además de que la piel suele verse un poco escamosa.

Entre las principales causas de la formación de erupciones, se encuentra la dermatitis, infecciones de hongos, tiña, micosis, e infecciones por staphylococcus.

3.     Tirón muscular

Los tirones musculares pueden provocar dolores severos en la axila. En la mayoría de los casos suelen ocurrir cuando la persona hace demasiado esfuerzo con el brazo. Un claro ejemplo de ello, es al levantar objetos demasiado pesados, o repetir un movimiento por largo tiempo.

En algunos casos el dolor es insoportable, ocasionando que la persona  evite mover mucho esa zona. Es algo que puede afectar a jóvenes y adultos con la misma intensidad.

4.     Dislocación del hombro

Cuando una persona sufre de una dislocación en el hombro, es posible que experimente un dolor intenso en la parte del hombro y axila. Además de cierta debilidad, entumecimiento, hormigueo en la parte del brazo y cuello.En el caso de que exista una luxación en el hombro, es necesario buscar atención médica urgente, ya que es algo grave.

5.     Lesión del plexo braquial

Hace referencia a un tipo de lesión en los nervios del cuello, que se encuentran en ambas parte del cuerpo. Ellos son los encargados, de que los brazos puedan moverse. Este tipo de nervios se suele lesionar por algún trauma haciendo deporte, o en un accidente automovilístico.

El dolor que se presenta por la lesión del plexo braquial es muy intenso en el área de la axila, y parte del brazo. Es necesario acudir al médico cuando ocurre, ya que puede ocasionar la pérdida en el movimiento de los brazos.

6.     Cáncer de mama

Uno de los principales síntomas del cáncer de mama es la aparición de los bultos y dolor en esa zona. La formación del bulto puede iniciarse en los senos, y expandirse hacia la parte de los ganglios linfáticos.

7.     Enfermedad  por reflujo gastroesofágico

Muchas veces este tipo de enfermedad puede provocar dolor en la axila. Esto se debe a que hace que el diafragma se inflame y termine por afectar los nervios de los brazos, hombros y columna vertebral.

8.     Dolor en los senos

Cualquier tipo de dolor que se presente en los senos, puede desencadenar una molestia en las axilas. Suele afectar a la mayoría de las mujeres antes de la llegada del período. Se trata de algo inofensivo que suele pasar de forma rápida.

9.     Neuralgia intercostobraquial

Se trata de un daño en los nervios espinales que van desde el brazo, ocasionando un fuerte dolor en la axila. Suele presentarse luego de una cirugía de mama, o ser resultado de un trauma en las costillas, o terapia de radiación.

      10. Afeitado o depilación con cera

Luego de eliminar el vello que se encuentra en la axila, aplicando alguno de estos dos métodos, existe la posibilidad de sentir un poco de dolor. Esto se debe a queda un poco débil, y está más propensa a ser infectada por quistes, espinillas, y aparición de otro tipo de protuberancia. Todas ellas son las causantes del dolor en la axila.

Todas estas causas son las que provocan el incómodo dolor de axila que puedes llegar a sentir en algún momento. Aunque al inicio pueden desaparecer por sí solas, hay casos en donde se hace obligatorio poder asistir al médico para asegurarnos de que todo está bien.

Es importante mencionar que cuando la axila se encuentra un poco hinchada, la mejor forma de contrarrestarlo es aplicando un poco de hielo en esa zona. De esta manera será sencillo poder desinflamarlo y despedirse del dolor que existe.

Los doctores recomiendan mantener una buena higiene de esa zona, y lograr evitar la aparición de infecciones, como las antes mencionadas. Esto es algo esencial si se tiene el objetivo de prevenir sufrir cualquier tipo de dolor.

A pesar de ser un dolor inofensivo, resulta necesario prestarle la debida atención y evitar que se propague a otras zonas del cuerpo. Con esto, es posible asegurar la reducción del dolor haciendo uso de remedios caseros.

En caso de que estés presentando alguna molestia en la axila, no debes alarmarte ya que es algo sumamente lo normal. Solo debes identificar su causa y encontrar el tratamiento adecuado para lograr contrarrestarlo de forma efectiva en la comodidad del hogar.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments