Caracteristicas de un bulto cancerigeno

Debido a la alta tasa de personas diagnosticadas con cáncer, se hace imprescindible aprender a diferenciar un bulto cancerigeno a tiempo. Esto es vital, para atacar la enfermedad y lograr evitar cualquier otro tipo de complicación.

La forma más recomendada para reconocerlos, es haciendo una autoexploración. Esto ocurre generalmente en los casos de cáncer de mama que afectan al 30% de la población femenina. Son ellas, las que tienen mayor índice de padecer este tipo de enfermedad.

Es importante mencionar que los bultos cancerígenos pueden aparecer tanto en hombres como mujeres, y avanzar de forma rápida. De esta manera, resulta un poco difícil aplicar un tratamiento que pueda frenar su crecimiento. Todo esto nos hace ver lo necesario que resulta identificarlo a tiempo, y someterse al tratamiento adecuado para eliminarlo por completo.

Ahora bien, hay características específicas que permitirán reconocer un bulto cancerígeno en poco tiempo. Entre las más destacadas, se encuentran las siguientes.

  • Cuando al tocar el bulto se nota que es de consistencia dura y no se mueve, puede tratarse de un carcinoma. Es por ello que al palparlo, es importante verificar si tiene esas características. En caso de que así sea, es momento de asistir al médico de confianza.
  • Los bordes del bulto suelen ser irregulares. Es otra de las principales características de los bultos cancerígenos. Esto es algo que se descubre rápidamente en la autoexploración.
  • En la mayoría de los casos el crecimiento del bulto es rápido. Es otro indicio de que es algo cancerígeno. Es por ello, que es necesario poder evaluar cada cierto tiempo el tamaño del bulto y acudir al especialista.
  • Se caracterizan por crecer de forma desordenada. Esto quiere decir que no tienen una forma en específico, ya que se expanden rápidamente en el lugar donde se encuentran, para atacar a más partes del cuerpo de las personas.
  • En el caso de que el bulto se presente en la zona de la mama, es común ver como el pezón expulsa una secreción muy parecida al pus. Cuando esto ocurre, no hay duda de que hay presencia de un cáncer.
  • Se encuentra fijo a las estructuras; es decir que a pesar de que la persona trate de moverlo, simplemente no ocurre.
  • Al tocarlo no se presenta ningún dolor en la persona. Solo se siente la textura dura y lisa, pero nada de molestia al realizar la autoexaminación.

Todas estas características te permitirán ayudar a reconocer un bulto cancerígeno. Sin embargo, siempre se recomienda asistir al doctor para asegura el diagnóstico. Lo importante, es que apenas se sienta algo extraño, realizar la autoexaminación y tratar de identificar lo antes mencionado.

Recuerda que la detección a tiempo del cáncer es esencial para lograr combatirlo de forma exitosa, logrando evitar así que avance. Los bultos pueden aparecer debajo de la axila, en el pecho, cuello, testículos, entre otros. Esto quiere decir, que se alojan en todo el cuerpo.

El secreto está en conocer bien su cuerpo, y hacer una exploración continua a fin de encontrar la presencia de un bulto inadecuado.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments