Bulto en la axila: ¿Qué hacer?

El aumento de volumen en la axila es algo común y generalmente no es causa de alarma, sin embargo siempre debemos explorar la causa de tal fenómeno para descartar cualquier patología de seriedad. La principal causa es la inflamación de algún folículo piloso, el cual no tiene mucha relevancia clínica, pero existen causas letales como los linfomas.

Es importante mencionar, que independientemente de la cause que lo origine, todas las personas presentan dolor e inflamación en la parte de la axila. Sin duda alguna, esto es algo muy incómodo y doloroso al mismo tiempo. Es por ello, que las personas buscan minimizar y desaparecer este bulto.  A continuación te explicaré todo lo relacionado a este tema.

Las causas más comunes de la aparición de un bulto en la axila

Las causas principales de algún bulto en la axila son benignas, sin ningún significado patológico, que con alguna terapia médica o producto natural se atenuara en días, pero también existen algunas de gravedad crónica. Aquí te enseñare las causas más comunes.

bulto-3

·         La forunculosis

Un forúnculo es una lesión de la piel que afecta a los folículos pilosos en todo su trayecto, esto sucede generalmente cuando un agente patógeno como es la bacteria Staphylococcus Aureus infecta este tipo de sitios, esta es la principal causa de forunculosis, este puede aparecer en varias zonas del cuerpo pero los sitios predilectos son la espalda y axilas, por lo que es común encontrarlo aumentando el tamaño de esta zona, y con un antibioticoterapia rápidamente desaparecerá.

·         Inflamación de los ganglios

Debemos saber que los ganglios linfáticos funcionan como filtros, donde drenan los vasos linfáticos que recogen todos los líquidos de desecho extravasados del flujo vascular. Es por aquí donde viaje el líquido conocido como linfa, y como este es un filtro, percibe cualquier infección vírica, bacteriana, parasitaria o fúngica que este en el organismo.

Existen zonas del cuerpo donde estos ganglios se aglomeran, principalmente en la región inguinal y en la región axilar, es por esta razón que en eventos infecciosos podemos percibir como una inflamación anormal en la axila. Esto es signo clínico de alguna infección, por lo que es recomendable visitar al médico.

·         Linfoma

Un linfoma es una neoplasia o tumor maligno que lesiona al sistema linfático, el origen de estos dependen del tipo de célula del cual se produce, sin embargo existe una clasificación que es hodgkin y no hodgkin altamente malignos y letales.

·         Acumulación de grasa

Conocido como lipomas, son otra de las causas de los bultos en las axilas. Se trata de la acumulación de grasa, la cual genera un bulto sólido y uniforme. Al presentarse en la axila, no genera pus. Solo resulta un poco incómoda para las personas. Pueden retirarse o dejarse en la zona, en caso de que no generen un tipo de molestia mayor. Para eliminarlos por completos, es necesario realizar una succión o cirugía.

·         Cáncer de mama

Cuando una persona padece de cáncer de mama, los ganglios se hinchan y crean un pequeño bulto en la axila. Dependiendo del estado avanzado en el que se encuentre, pueden variar su tamaño. Sin embargo, si la persona lleva su tratamiento, es posible eliminarlos.

·         Quistes benignos

Se trata de pequeñas bolsitas que contienen material semisólido, o fluido. Hay algunos que son más grandes que otros, pero eso no indica que sea peligroso. En la mayoría de los casos son formados, por la obstrucción de alguna glándula sebácea, que impide que el sebo sea expulsado normalmente. Al presentarse, se origina el bulto en la axila.

¿Cómo saber si mi bulto en la axila a alguna de estas causas?

bulto-2

Es muy sencillo saber si el aumento de tamaño de la axila es por alguna de las causas mencionadas arriba. Ya que cada una cumple con características únicas difíciles de confundir.

Si la causa del bulto es una forunculosis por lo general cursa con signos de flogosis o inflamación en el área afectada, esta zona se encontrara roja, hinchada, caliente y dolorosa, además que este individuo presentara fiebre y un poro excretor en el área.

Si el causante del aumento del tamaño es un ganglio inflamado, no veras ni rubor, no estará caliente, ni presentaras el poro excretor. Solo se palpara un nódulo de superficie pétrea  con o sin dolor y puede estar acompañado de fiebre, además suelen estar inflamados varios ganglios del cuerpo y no solo uno.

Cuando la causa es un linfoma pues la historia cambia, porque en primer lugar la inflamación será más localizada, encontraremos hinchazón pero sin dolor, y este paciente tendrá fiebre continua de varios días o semanas de evolución, pérdida de peso inexplicable y el medico tendrá que realizar exámenes de orina y biopsia del ganglio para explicar el fenómeno.

Bulto en la axila sin dolor

Todo dependerá de cual sea la etiología de este hecho, el aumento de tamaño puede deberse a varios factores como ya hemos mencionado, el dolor es un síntoma clínico muy significativo ya que nos dirá si la patología tiene un índice crónico o agudo. Cuando el bulto no se acompaña de dolor, empíricamente podemos discernir y diferenciar una patología crónica como un linfoma, lo cual es preocupante.

Bulto en la axila que duele

bulto-1

Cuando el bulto en la axila está acompañado de dolor es de mejor pronóstico y nos dice generalmente que la causa es aguda y puede que sea una infección como una forunculosis.

Bulto en la axila en el embarazo

Un bulto en la axila durante el embarazo siempre preocupa a cualquier mujer, pero es algo que debe consultarse con un especialista pues la etiología puede ser variada, sin embargo dependerá de los síntomas asociados el discernir el diagnostico.

Si el bulto se acompaña de dolor puede que sea un infección, la cual debe ser controlada de inmediato, sin es un bulto donde no se palpan nódulos y no hay dolor quizás sea un aumento de la glándula mamaria por el embarazo o que la mujer embarazada almacena más grasas y haya producido un lipoma de lo cual no hay nada que preocuparse, ya que son los cambios hormonales que enfrenta el cuerpo.

¿Son malignos?

Aunque sentir un bulto en cualquier parte del cuerpo, puede ocasionar cierto nerviosismo en las personas; es importante mencionar que de acuerdo a un estudio realizado el 80% de los casos en donde se presenta un bulto debajo de la axila, no es algo que deba alarmar, ya que son benignos.

Por otro lado, los expertos en el área aseguran, que al menos una vez en la vida las personas pueden presentar este tipo de protuberancia en la axila. Es por ello que no deben asustarse, y tratar de buscar algún remedio casero que permita eliminarlo en poco tiempo, ya que se trata de una inflamación pasajera.

De igual forma, es importante asistir al médico, para que pueda indicarle un diagnóstico exacto sobre lo que significa la aparición del bulto en la axila, y de esa manera poder indicarle un tratamiento acorde a lo que está padeciendo. De esta manera, podrá estar seguro si es posible tratarlo en casa, o requiere de algún medicamento.

Top 10 remedios caseros para el bulto en la axila

Los remedios caseros siempre han sido utilizados desde hace muchos años, para contrarrestar las enfermedades e infecciones de las personas. Su gran poder se encuentra en los ingredientes naturales que tienen. Esto ha permitido que su uso sea muy importante en la actualidad. Entre los remedios caseros más efectivos para el bulto en la axila, se encuentran los siguientes.

1.       Cúrcuma

Es uno de los mejores remedios caseros para el tratamiento de los forúnculos. Esto se debe a que tiene alto contenido en propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antibióticos, esenciales para reducir el dolor, inflamación y acelerar el proceso de curación.

Preparación

Mezclar una cucharadita de cúrcuma en polvo con miel. La idea es formar una pasta. Una vez que se encuentre lista, aplicarla directamente en la zona afectada durante 10 minutos. Retirar con agua tibia, y repetir el procedimiento 2 veces al día. También puede prepararse una infusión de cúrcuma y beber 3 veces al día.

2.       Ajo

Es muy utilizado para el tratamiento de bultos en la axila, ya que es catalogado como uno de los antibióticos naturales más eficientes. Es capaz de eliminar las infecciones bacterianas rápidamente. Además de ayudar a aliviar los síntomas de dolor que se presentan con esta infección, y limpiar el sistema inmunológico.

Preparación

Macerar varios dientes de ajo y aplicarlo directamente en el bulto. Dejar actuar por 5 minutos, y retirar con agua tibia. Realizar el procedimiento 2 veces al día durante una semana. También puede ingerir 2 o 3 dientes de ajo totalmente crudos diariamente, o incluirlos en las comidas.

3.       Aceite de coco

Es otro de los remedios más eficientes en el tratamiento de los bultos en la axila. Todo esto, es gracias a las propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias que tiene. Además de promover la curación rápida de los mismos.

Preparación

Para prepararlo, solo debes calentar un poco el aceite de coco y aplicarlo directamente sobre el bulto. Al hacerlo, es necesario realizar algunos movimientos suaves e ir masajeando poco a poco, hasta lograr extenderlo por todo el lugar. Repetir varias veces al día durante 1 semana. También puede ingerir 1 cucharada de aceite de coco diaria.

4.       Jugo de limón

Para ayudar a reducir el dolor e hinchazón del bulto en la axila, nada mejor que el jugo de limón. Gracias a las propiedades antiinflamatorias y alto contenido en vitamina C, es perfecto para tratar este tipo de infección.

Preparación

Exprimir 2 limones frescos para hacer el jugo de limón. Sumergir un algodón en el jugo y aplicarlo directamente en la zona afectada. Dejar que actúe por 20 minutos, y retirar con agua tibia. Repetir el procedimiento 2 o 3 veces al día.  También puede tomar el zumo de un limón y endulzarlo con una cucharada de miel. Beber 2 veces al día para acelerar el proceso de curación

5.       Miel

La miel es uno de los remedios caseros más efectivos para ayudar a aliviar el dolor en el bulto de la axila. También es perfecto para aclarar el bulto, y disminuir la hinchazón. Sus propiedades naturales, ayudan a combatir de forma eficiente este tipo de infección en diferentes niveles.

Preparación

Aplicar un poco de miel en la zona del bulto, y dejar actuar por 10 minutos. Retirar con agua tibia, y realizar el procedimiento 2 o 3 veces al día. También puede mezclar 1 cucharada de miel en una taza de agua tibia, y beber 3 veces al día durante una semana.

6.       Aloe vera

Las propiedades antiinflamatorias del aloe vera, son esenciales para ayudar en el proceso de curación del bulto en la axila. Al usarlo, es posible reducir la hinchazón y el dolor que se siente. Además de que ayuda a mantener hidratado.

Procedimiento

Extraer el gel de una hoja de aloe vera y aplicar directamente en el bulto. Es importante que al hacerlo, lo haga con un movimiento circular, en forma de masaje. Dejar actuar durante 30 minutos, y retirar con agua fría. Repetir el procedimiento 2 o 3 veces al día.

7.       Hojas de albahaca

Son muy efectivas para el tratamiento de los forúnculos. Esto se debe a que es considerada un cataplasma natural, capaz de ayudar a desinflamar y eliminar la infección de una forma eficaz.

Procedimiento

Colocar a hervir un puñado de hojas de albahaca en una olla de agua hirviendo. Esperar a que las hojas se suavicen por completo y una vez que esté lista dejar enfriar un poco. Envolver las hojas en un algodón o gasa estéril, y aplicar directamente sobre el bulto en la axila. Repetir varias veces al día durante una semana. También puede machacar algunas hojas, y extraer el jugo. Aplicarlo sobre el bulto y dejar actuar durante 10 minutos. Finalmente, retirar con agua tibia.

8.       Aceite de árbol de té

Es muy utilizado para ayudar a eliminar la infección y ayudar a acelerar la curación del bulto en la axila. Las propiedades antiinflamatorias y antisépticas que tiene, lo hacen de él, un remedio muy eficaz para este tipo de infecciones. Calma el dolor y la hinchazón en poco tiempo.

Procedimiento

Solo debe aplicar 3 o 4 gotas del aceite de árbol de té, directamente en el forúnculo. Repetir el procedimiento 4 o 5 veces al día, hasta lograr que desaparezca por completo. Puede ser aplicado directamente en la piel sin diluir, ya que no tiene efectos secundarios.

9.       Leche

La leche ha sido utilizada desde hace varios años para el alivio inmediato de los forúnculos. Es capaz de disminuir el dolor y la hinchazón del bulto en la axila.

Procedimiento

Solo debe calentar una taza de leche y añadir una cucharadita de sal. Tratar de mezclar bien, hasta que la sal se disuelva por completo. Añadir un poco de harina para que espese un poco, y cuando se haya enfriado, aplicar directamente sobre el bulto en la axila. Dejar actuar por 10 minutos y retirar con agua. Repetir el procedimiento 2 o 3 veces al día.

10.   Comino negro

Considerado un potente antibaceriano, antiinflamatorio y antimicrobiando ideal para ayudar a eliminar el bulto en la axila. Sin duda alguna, sus propiedades naturales lo destacan como uno de los mejores remedios caseros para este tipo de infección.

Preparación

Moler algunas semillas de comino negro y verterlas en una taza de agua. La idea es obtener una pasta espesa y fina. Debe ser aplicada directamente en la axila, y esperar a que se seque. Se recomienda colocarla cada 2 horas, para que el bulto pueda explotar, y eliminar el pus acumulado.

Recomendaciones

Una vez que la persona presente el bulto en la axila, es importante seguir ciertas recomendaciones para ayudar a que el proceso de curación se complete en poco tiempo. Además de hacer uso de los remedios caseros de su preferencia. Entre las recomendaciones más importantes a seguir, se encuentran las siguientes.

  • Disminuir el consumo de cafeína. Esto se debe a que es capaz de retrasar el proceso de curación del forúnculo.
  • Minimizar el consumo de los alimentos picantes. Este tipo de alimento hace sudar a las personas, ayudando a que las bacterias que se encuentran en el bulto de la axila se propaguen.
  • Evitar compartir toallas. Esta infección puede ser propagada a otra persona, es por ello que es importante no compartir este artículo tan personal.
  • Evitar rascarse. Aunque resulte un poco difícil, es importante evitar rascarse, ya que se puede agravar más la condición del bulto.
  • No rasurarse. Cuando se presenta un bulto en la axila, lo recomendable es no rasurarse, ya que corre el riesgo de abrir la herida y aumentar la infección y el dolor.
  • No usar talcos. Ni cualquier otro polvo antitranspirante, que tenga alto contenido en fragancia, ya que puede ser muy perjudicial para los bultos.
  • Mantener el área seca y limpia. Es importante que pueda lavar de forma regular con jabón antibacterial, y lograr mantener esa área seca en todo momento. De esta manera, se evita la creación de bacterias.

Los bultos en la axila, pueden asustar a muchas personas cuando salen; sin embargo es importante mantener la calma, ya que en la mayoría de los casos, puede ser tratado en casa sin ningún problema, ya que suelen ser benignos.

Las causas que ocasionan este tipo de protuberancia en cada persona, puede ser diferente. En este caso, lo único que tienen en común es el dolor e hinchazón que se produce con la aparición del incómodo bulto en la axila.

Como puedes ver, hay una serie de remedios caseros para lograr contrarrestar este tipo de infección. Solo debes elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades y presupuesto. Además de seguir de forma constante, las recomendaciones antes mencionadas para acelerar el proceso de curación.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments