Remedios caseros para la artritis reumatoide

artritis-reumatoide-remedios

Al referirnos a la artritis reumatoide, estamos hablando de una  enfermedad que provoca malestar, cansancio fiebre y fuerte dolor e hinchazón en las articulaciones.

Es un padecimiento sistémico autoinmune que provoca  el deterioro progresivo de las uniones de los huesos, deformándolos de manera irreversible y generando incapacidad funcional del miembro.

La aparición de la artritis reumatoide, por lo general es simultánea en más de una articulación y afecta a cualquier persona, sin embargo las estadísticas demuestran la propensión de las mujeres de la tercera edad, lo que hace suponer la importancia de la pérdida de hormonas durante la menopausia, aunque, repetimos, no es un aspecto limitante.

Una vez que se padece esta dolencia, debe evitarse situaciones de tensión y estrés, pues está demostrado que bajo estas circunstancias, aparecen más rápidamente los episodios de dolor.

Existe una especialidad médica llamada reumatología, en la que se especializan los galenos indicados para el diagnóstico y la aplicación del tratamiento, sin embargo, cuando queremos coadyuvar a los químicos, acudimos a los remedios caseros para la artritis reumatoide, debido la facilidad para obtenerlos y prepararlos, además por su eficacia y bajo costo. Veamos los más utilizados.

remedios-artritis-reumatoide

Buena alimentación. Entendiendo ésta como una ingesta saludable de alimentos, reduciendo las carnes rojas y la grasa animal (a menos que sea la proveniente del pescado), evitando el azúcar, aumentando el consumo de frutas y verduras e incluyendo fibra en la dieta.

Omega 3. Los ácidos grasos omega-3 son de uso extendido para el alivio  de la artritis reumatoide, por su capacidad de disminuir la hinchazón y el desgaste del cartílago.

Semillas y frutos secos. Los pacientes que agregan a la dieta diaria, ingredientes como las semillas de linaza y frutos secos como almendras, avellanas, nueces, entre otros, refieren un alivio considerable del dolor.

Vinagre. Puede ser de manzana, de sidra o vinagre blanco, el punto es que se coloque una compresa de vinagre lo más caliente que la aguante, sobre la articulación afectada y verá como en pocos minutos comenzará a ceder la inflamación y por ende, el dolor.

Sales de Epsom. Es un remedio de antigua data y su popularidad se debe a su eficacia. Agregue un puñado de sal de Epsom al agua de la tina y tome largos baños de agua tibia.

Cúrcuma. Prepare una infusión, agregando  media cucharadita de cúrcuma en un vaso de agua caliente y consúmalo  dos veces al día, esta bebida influye directamente en la desinflamación de la articulación y alivia los síntomas de la artritis.

Ejercicios. Aunque muchas personas piensan que ejercitarse puede ser contraproducente para queiens padecen de artritis reumatoide, otras corrientes afirman que el ejercicio moderado como los de respiración al aire libre, el estiramiento e incluso el yoga, que son realmente movimientos de bajo impacto, podrían ayudar a la eliminación de las molestias causadas por la artritis reumatoide e incluso evitar la deformación de las articulaciones.

Tabaco. Elimina el consumo de cigarrillo y tu salud mejorará grandemente, no sólo en cuanto a la artritis reumatoide, sino de cualquier otro padecimiento que puedas tener.

Alcohol. Evita el consumo de alcohol, a fin de permitir un mayor y más eficaz efecto de los remedios caseros en tu organismo.

Tu opinión cuenta, ¡comenta!

comments